Omar Camargo 
Periodista

La recomendación la hizo Cormacarena a propósito de la contaminación de aguas subterráneas

Tras el estudio del geólogo de la Universidad Nacional Óscar Briceño en el que advierte sobre fugas del alcantarilladoque están contaminando las aguas subterráneas de Villavicencio, Cormacarena emitió un comunicado en el que precisa que desde el año 2013
ha monitoreado ocho puntos de captación de agua en Villavicencio, los cuales se ubican en el Colegio Cellano, Colegio La Fontana, Gaseosas Postobón, condominio Tierra del Sol, vereda Peralonso, condominio Ciudad del Campo, finca La Hortensia, vereda la Llanerita y el Hotel Palo Verde.

El comunicado dice que para el primer semestre del año 2018, la captación en Gaseosas Postobón, los condominios Tierra del Sol y Ciudad del Campo, el hotel Palo Verde y el colegio La Fontana arrojaron como resultado que las aguas subterráneas son aptas para el consumo humano, según el Índice de Riesgo de la Calidad del Agua para Consumo Humano (IRCA).

En el colegio Cellano y la vereda Peralonso se hallaron concentraciones de coliformes (especie de bacterias) pero sin presencia de la bacteria Escherichia Coli, lo que permite descartar la presencia de heces.

Sin embargo, la captación en la vereda La Llanerita clasificó con riesgo para la salud, ya que se encontró una alta concentración de coliformes fecales, que en su totalidad corresponden a Escherichia Coli. “Aunque el usuario no usa estas aguas con fines de consumo humano, le fue notificado el riesgo con el fin de que identifique y controle el origen de esta contaminación, la cual se origina especialmente por deficiencias en la protección del punto de captación”, indica el comunicado de la autoridad ambiental.

Estos monitoreos han permitido establecer la presencia de la bacteria Escherichia Coli en aljibes o jagüeyes cuya profundidad de captación no supera los ocho metros y adicionalmente no cuentan con la protección adecuada, como la instalación de sello sanitario y  placaen concreto.

 

Lo último