Manolo Torres 

Periodista 

 

Las alcaldías se rajaron en los procesos de ayuda para las víctimas del conflicto

Aunque 11 municipios junto con la gobernación del Meta obtuvieron una clasificación de ejemplar, a otros no les muy bien y no lograron cumplir con los diferentes puntos que están establecidos dentro de los objetivos para la reparación integral de las víctimas del conflicto armado de la región.

Los cuatro municipios que obtuvieron calificación baja fueron Lejanías, San Carlos de Guaroa, Cumaral y Puerto Lleras. Los que sacaron calificación media fueron San Juanito, Barranca de Upía, Puerto López, Fuetendeoro, El Dorado, Cubarral, San Juan de Arama, Restrepo, Granada, Cabuyaro, La Macarena, El Calvario, Guamal y Uribe. Mientras que los ganadores del título de ejemplar fueron los municipios de Villavicencio, Puerto Rico, El Castillo, Castilla La Nueva, Puerto Gaitán, Acacías, Puerto Concordia, Mesetas, San Martín, Mapiripán, Vista Hermosa, también hubo un reconocimiento a la gestión de la Gobernación del Meta.

Primero que todo, hay que tener claro cuáles son los puntos específicos que debían cumplir las alcaldías municipales para poder certificarse con la Unidad de Atención y Reparación Integral, territorial Meta/Llanos. Entre estos está realizar el seguimiento a la implementación de la política pública de víctimas en el territorio en el marco del Comité Territorial de Justicia Transicional, incluir en el SIGO programas y/o proyectos para medidas diferentes a salud y educación, implementar las medidas definidas en los planes de retornos y reubicaciones en el marco de las competencias territoriales, socializar los conceptos finales de las condiciones de seguridad necesarias para los procesos de retorno y coordinar medidas de prevención para mitigar el riesgo informado por el Sistema de Alertas tempranas de la Defensoría del Pueblo, entre otros.

Con estos objetivos se buscaba garantizar la reparación de las víctimas en los tres aspectos que brinda la Unidad, los cuales son reparación económica, reparación emocional y también maneja el tema de restitución de tierras. Aunque se habían reportado algunas dificultades para el cumplimiento de estos objetivos en la capital del Meta, para sorpresa fue la que obtuvo la mejor calificación en cuanto a la ejecución de los lineamientos establecidos en la Ley 1448 de 2011. La ciudad de Villavicencio logró abarcar el 97,43 por ciento de todos los objetivos y ubicó a un total de 79.228 personas víctimas del conflicto armado.

Por otra parte, el equipo de Llano7días le preguntó al director de la Unidad de Víctimas Territorial Meta, Carlos Arturo Pardo, qué pasaría con los alcaldes que obtuvieron una clasificación baja y este expresó que deberán responder ante los incumplimientos. “Aquí hay algo grave para el servidor público cuando hay omisiones, y en estos momentos esos alcaldes están inmersos en una omisión por no cumplir con la Ley 1448 del 2011. Estos alcaldes que están calificados como bajos, ya la procuraduría tiene ese certificado, entonces nacerán procesos disciplinarios, para los alcaldes que fueron mal calificados, o gobernadores que fueron mal calificados”, subrayó.