María Fernanda Guerrero V.

Periodista

 

La causa de la aparición del gigantesco cráter en Guayabetal, generó diferentes versiones de varios geólogos sobre qué lo había generado, Llano7días habló con diferentes expertos y esto fue lo que afirmaron

Después de las últimas noticias en torno a los trabajos de remoción en la kilómetro 58 de la vía al Llano, se dejó de hablar sobre el gigantesco cráter que amenaza a uno de los nuevos túneles.

El cráter está localizado en la parte alta de una montaña y encima de la construcción del túnel número 3, en el municipio de Guayabetal en la vereda Sosumuco. Este túnel lo construía la empresa Coviandina.

El escándalo inició a mediados de junio de este año cuando, al parecer, habitantes del sector escucharon un fuerte estruendo y cuando salieron de sus casas a ver qué había pasado, se percataron del gigantesco hueco, el cual estaba llevandose consigo la vegetación del lugar. Aquel se caracteriza por tener 24 metros de ancho por 20 metros de profundidad. Por ello, siete familias tuvieron que ser evacuadas.

El viceministro de Infraestructura, Felipe Gutiérrez afirmó a medios nacionales que el cráter “no pone en riesgo la estabilidad de la montaña” y que tampoco ha afectado la estructura del túnel. Asimismo, responsabilizó al concecionario Coviandes.

Según el geólogo, Henry Ardila, con magister en Geología de la Universidad de Azerbaiyán, dijo que “se requiere de mucho tiempo” para que una subsidencia llegue a esta magnitud. Explica que el fenómeno se produce debido a factores múltiples como los trabajos de perforación del túnel, la acción de las aguas de correntía, las cuales generan socabación, las aguas lluvías, entre otros.

“Fue un deterioro gradual que ya aumentó hasta lo que hoy tenemos (…) Es de alto riesgo e imposibles de mitigar”, indicó Ardila.
Para él, los trabajos de construcción de la obra influyen mucho, ya que “el túnel se atraviesa en la ruta corriente, alterando el flujo dinámico de la escorrentía en la montaña”, señaló Ardila.

Contrario a esto, el geólogo German Ernesto Chicangana, de la Universidad Santo Tomás, dijo que el cráter, «es un proceso natural, el túnel no influye en nada (…) Muy posiblemente hay una zona que se erosionó, por acción de las aguas».
También dijo que posiblemente “debe haber una caverna natural que produjo el colapso” y que aquello se ha generado en muchas partes del mundo.

Por su parte, el veedor de la obra, William Valencia, dijo a medios que este fenómeno recibía el nombre de subsidencia minera y que es producida por excavaciones subterráneas.

En junio, el alcalde de Guayabetal indicó que “vamos a georeferenciar el sitio donde sucedió el yacimiento de este cráter y contrastar con la excavación que vienen haciendo ellos del túnel a ver si es la consecuencia de esta situación”. Sin embargo, para la fecha, no se han conocido las conclusiones sobre la causa de gigantesco hueco y tampoco la concesionaria Coviandina ha hecho declaraciones oficiales acerca del estado actual del cráter.

Los habitantes de Guayabetal, junto a las familias evacuadas, esperan la respuesta oficial que explique la causa real del gigantesco hueco que amenazó sus vidas y los obligó a dejar sus hogares a la suerte.