Redacción 

Llano 7 días 

 

Las políticas de medioambiente, turismo y salud fueron claves durante el debate, pero el tema de la corrupción encendió los ánimos

El segundo bloque del debate político con los aspirantes a la Alcaldía de Villavicencio estuvo conformado por 20 preguntas sobre distintas temáticas importantes para el desarrollo de la capital del Meta, como el alumbrado público, corrupción, salud y medio ambiente.

 Los candidatos tenían derecho a dos réplicas para contestar sobre el tema que escogieran y para hacerlo tenían dos minutos. La primera pregunta fue para el candidato Alexánder Baquero, quien tuvo que responder sobre la situación que enfrentan las caños de Villavicencio, los cuales están altamente contaminados.

Le podría interesar: EL DEBATE : Bloque 1

El candidato dijo que lo primero que haría es generar la política pública de cultura ciudadana para así concientizar a los ciudadanos sobre las problemáticas ambientales que hay en el municipio.

Además de esto, el aspirante subrayó que tiene proyectado embellecer la ciudad a través de jornadas de ornato y mejorar los separadores viales para que sean más verdes. Ante esta respuesta, el candidato Gilberto Giraldo precisó que tiene un proyecto de modernización para recuperar los caños de la ciudad, el cual consiste en conectar los afluentes con la herradura ecológica y realizar malecones por donde la gente pueda transitar y realizar actividades como montar cicla o trotar.

Por su parte, Fabián Torres replicó en este punto y señaló que es importante empezar a trabajar en un tema de cultura ambiental con la ciudadanía. Sin embargo explicó que una solución pertinente para la ciudad es trabajar en el tema de conectores de aguas residuales. El aspirante enfatizó en que una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales ayudaría a detener la problemática de vertimientos en los caños más importantes de la capital del Meta.

Pero para lo anterior hay que gestionar los recursos del Gobierno Nacional, Departamental y una financiación local. Sin embargo, el debate cambió de rumbo cuando se le preguntó a José Luis Silva Valencia sobre el origen de los recursos para invertir en su campaña. “Hemos hecho un esfuerzo muy grande por evitar llegar hipotecados o empeñados”, indicó el candidato del ASI, quien además agregó que durante los últimos gobiernos los llaneros han estado eligiendo candidatos que se vuelven esclavos de los compromisos que adquieren por la forma en la que hacen campaña para ser elegidos en un cargo público.

Ante esto, Harman respondió que en su gobierno habría transparencia y que la gente podría observar cada una de las inversiones que se hagan en el municipio; revisar los contratos y verificar a quién se le entregan para que así los ciudadanos tengan una participación directa con su administración. Indicó que su campaña tiene costos básicos y no ha caído en las estrategias tradicionales de hacer publicidad política como pregoneros o impulsar con grandes inversiones su imagen a través de medios comunicativos.

Sin embargo, Natalia Pineda no estuvo muy de acuerdo con las posiciones de los dos anteriores candidatos ya que le recordó a José Luis Silva Valencia que él trabajó con Alan Jara durante su gobierno y a Harman lo invitó a no hablar tan arriba, porque «el que escupe para arriba, le cae en la cara». “Frente al tema de corrupción me parece una bellaquería ver cómo aquí se están rasgando las vestiduras los que son planes A, B, C y D de las maquinarias políticas”, manifestó la exconcejal.