Redacción

Llano 7 días 

Aunque la OMS advirtió que el brote en el mundo se triplicó en 2019, el departamento del Meta no ha registrado ningún caso confirmado

El sarampión es una enfermedad altamente contagiosa causada por un virus que se reproduce en la nariz y en la garganta de un niño o adulto infectado. Luego, cuando una persona con sarampión tose, estornuda o habla, las gotas infectadas se expulsan al aire, donde otras personas pueden inhalarlas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en los siete primeros meses de 2019 se reportaron en el mundo 364.808 casos de sarampión, tres veces más que los 129.239 en el mismo período de 2018. La vacunación es la principal arma para evitar su contagio
Los tres países más afectados en el periodo han sido Madagascar (127.000 casos), Ucrania (54.300) y la República Democrática del Congo (7.500), según ha señalado hoy en rueda de prensa el portavoz de la OMS Christian Lindmeier, quien ha subrayado que el número de casos en siete meses ya ha superado al total registrado en todo el año 2018.

En Europa el número de casos registrados en los seis primeros meses del año ronda los 90.000, más que la cifra total de 2018 (84.000) y suponiendo un aumento del 120 por ciento (más del doble) con respecto a la primera mitad del pasado año.

La OMS también destacó que el número de casos en Estados Unidos (1.100) es el más alto en 25 años, e informó de aumentos del 50 por ciento en los enfermos en el Mediterráneo Oriental y del 230 por ciento en el Pacífico Occidental.

En lo positivo, la organización detectó un descenso del 15 por ciento de los casos reportados en todo el continente americano.
Por otro lado, desde la Secretaría de Salud del Meta se confirmó que aunque se han registrado algunos reportes desde 2018 y lo corrido de 2019, en el mismo periodo se han podido descartar los mismos, dejando un panorama de tranquilidad en la región.