REDACCIÓN SIE7EDIAS
 

Los vínculos familiares dentro de la política del Meta siguen poniendo en evidencia a diversos candidatos

Para seguir con la lista de candidatos con lazos familiares o relaciones sentimentales dentro de la política tradicional metense, traeremos a colación el caso de Diego Mauricio Galvis Wolf, candidato al Concejo de Villavicencio por el partido Liberal. El villavicense de 34 años es hijo de Miguel Ángel Galvis, excongresista y exdiputado de la Asamblea Departamental del Meta.

En el pasado Miguel Ángel tuvo mucha influencia en el departamento del Meta. Constantemente salía en medios de comunicación para hacer público su apoyo a determinados aspirantes como Martiza Martínez, en su candidatura al senado en el año 2014. Tanto el padre como el hijo se mantienen activos a través de las redes sociales y en algunas ocasiones se les puede ver a ambos disfrutando de eventos públicos como el Salón de Arte Joven o apoyando al equipo de Llaneros en Villavicencio. Una buena forma de generar una imagen de cercanía y unidad entre los dos.

Otro ejemplo similar al del caso anterior es el de Diego Pérez, candidato al Concejo de Villavicencio por el partido ASI e hijo de José Antonio Pérez Casiano, quien fue elegido como Concejal de Villavicencio (por cuarta vez), cuando fue destituido por inhabilidad el concejal Carlos Carreño en el año 2018. “Toño Pérez”, como es conocido en el ámbito político, también fue asesor del ministro de Agricultura, Juan Guillermo Zuluaga. Aunque Diego sólo tiene 27 años, la larga trayectoria de su padre puede ayudarle de referencia.

Para nuestro tercer caso de lazo delfinesco hablaremos de la candidatura de Ómar Armando López Jaramillo, hijo del exalcalde Ómar López Robayo, quien fue asesinado el 22 de febrero de 2004 por dos sicarios en el barrio La Alborada de la capital del Meta.
López Robayo primero fue concejal, luego diputado de la Asamblea del Meta y finalmente alcanzó la alcaldía para el periodo 2001-2003. Ahora su hijo López Jaramillo es candidato al Concejo de Villavicencio por el partido Liberal y en su campaña se ve reflejado el amor por el recuerdo de su padre. Inclusive tiene su foto como homenaje en su imagen publicitaria. Muy conmovedor.

Ahora pasemos a los candidatos que poseen vínculos sentimentales con algún ex funcionario o político actual. Angélica Roldán, candidata al Concejo por el partido Cambio Radical, es la esposa del actual concejal Jorge Alejandro Hernández Parrado, quien hace parte del partido Alianza Verde. A ambos se les ve muy comprometidos con el tema del deporte infantil y en las pancartas publicitarias este ha sido su eslogan para hacer campaña. Por lo menos en la zona del Parque Los Estudiantes hubo una valla del equipo de fútbol juvenil La Tribu, donde ahora está una de la candidata Roldán. ¿Será una coincidencia?

Para finalizar tenemos el caso de Carolina Pulido, esposa del exalcalde de Puerto Gaitán, Óscar Erwin Bolaños Cubillos, quien en mayo de 2019 fue condenado a seis años de prisión por las irregularidades encontradas en la celebración de un contrato para el año 2001.

Aparte de esto, Bolaños fue alcalde en dos periodos (2001-2003, 2008-2011) y los ciudadanos del ‘Paraíso Natural’ comentan que el político ha tenido gran influencia en la clase política escogida para gobernar en el municipio desde el año 2011. Para la temporada del 2004-2007, el alcalde de Puerto Gaitán fue Jaime Apolonio Ballesteros Cantillo, cuñado de Óscar Erwin.

La tradición política entre la familia de Bolaños no para. Con 35 años Carolina Pulido es aspirante a la Asamblea Departamental del Meta por el partido ASI y ha estado muy juiciosa recorriendo los municipios metenses como Acacías, Granada, Puerto López, Puerto Rico y Puerto Lleras. A Puerto Gaitán su campaña también ha llegado, aunque allá ya la conocen gracias a su matrimonio.