Juan Fernando Alzate
Periodista

Una delegación del Meta partió a Ecuador a aprender de las experiencias exitosas en cacao del país vecino.

Un total de ocho predios en los que se siembra cacao fueron certificados este año con Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) en el departamento del Meta.

Estos predios están ubicados en los municipios de Lejanías, Granada, Fuentedeoro y Acacías. Con la certificación de BPA, otorgada por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), se verifica que los productores no están utilizando agroquímicos para los cultivos, y por lo tanto están cosechan productos limpios y están promoviendo el respeto por el medio ambiente.

Así lo manifestó Jaime Enrique Triana, secretario técnico de la cadena del cacao de la Secretaría de Desarrollo Agroeconómico de la Gobernación del Meta, quien aseguró que en el reporte de este año va a ser notorio el aumento del área sembrada de cacao y el próximo año la meta es lograr que se certifiquen otros 10 predios en BPA.

8.300 hectáreas sembradas de cacao fueron reportadas hasta diciembre del 2017, según cifras de la Gobernación del Meta. 

“Eso es como una cuota inicial para un proceso de exportación. El predio que se certifique en Buenas Prácticas Agrícolas ya lo van a buscar para pagarle un mejor precio. Ya tenemos algunos productores que están certificados que nos hablan de que los han estado buscando para pagarles a 8 mil pesos el kilo”, explicó Triana.

En los últimos tres meses el precio del kilo de cacao ha oscilado entre 5.500 y 6.500 pesos, de acuerdo con el secretario técnico de la cadena, quien agregó que lo importante, en este contexto, es que los cacaoteros generen valor agregado.

Por esa razón, además de convertir el cacao en pastillas de chocolate, lo utilizan para elaborar chucula en polvo o lo venden en galletas. Incluso hay iniciativas para usar el cacao como un ingrediente de productos cosméticos. De este modo, es fundamental el manejo de la poscosecha, es decir, lo que se hace con el cacao después de cosechado.

 “De parte de la Gobernación del Meta se han venido apoyando las iniciativas asociativas con acompañamiento en asistencia técnica y en suministro de insumos y materiales para transformación que tiene que ver con procesos poscosecha, que son las marquesinas o los sistemas de secado y los cajones fermentadores”, manifestó Jaime Enrique Triana. El municipio en el que se reporta una mayor área sembrada es Vista Hermosa, con 1.200 hectáreas de las 8.300 que se reportaron hasta diciembre de 2017.

Otros municipios en los que ha aumentado el cultivo de cacao son Puerto Rico, Puerto Concordia, Uribe y Mesetas, debido, principalmente, a que el cacao es el producto que más se utiliza para la sustitución de cultivos ilícitos, según Triana. La idea es integrar a la producción del cacao la iniciativa de turismo rural en las fincas. Esto ha permitido el apoyo entidades de cooperación internacional de Estados Unidos, Alemania, Canadá y Holanda, más el respaldo de ICA, Sena, Unillanos y Fedecacao.

Lo último