REDACCIÓN SIE7EDIAS
 

Más de 600 personas entre estudiantes, docentes, rectores, directores de Núcleo, funcionarios y padres de familia despidieron en la iglesia del Perpetuo Socorro del barrio La Grama ayer (martes), el féretro de José Alberto López Martínez, estudiante del colegio Abraham Lincoln y quien fue asesinado en un atraco el domingo anterior, cuando se dirigía a presentar las Pruebas Saber 11.

Antes de su último adiós,  estudiantes de un gran número de colegios oficiales de Villavicencio utilizando globos blancos, se plantaron durante más de una hora al frente de sus establecimientos educativos para rechazar el fallecimiento del estudiante y clamando porque este tipo de hechos no se vuelvan a registrar en la capital del Meta.

Por su parte las autoridades junto al Gobierno Municipal, reiteró el avance de las investigaciones para esclarecer los hechos y el aporte de 10 millones de pesos de recompensa a quienes entreguen información que permita capturar a los responsables de dicho homicidio.