Redacción
Llano7días 

El mercado automotor de los vehículos nuevos está sufriendo cambios. Sin embargo, existen ideas de cómo enfrentarlos.

Según estudios hechos por empresas especializadas, se ha notado que en el mercado automotor ha tenido una importante disminución en el ámbito económico del país. La Asociación Nacional de Movilidad Sostenible (Andemos) confirmó que para abril, este sector tuvo una disminución del 2.1%.

Según la revista Dinero, “esto quiere decir que en el cuarto mes del año se registraron las ventas de 19.788 unidades, y en lo que va del año la cifra total supera las 74.423 unidades, lo que representa una disminución de 0,2% con respecto al primer cuatrimestre el año 2018”.

Dinero también confirmó que el segmento en el cual se reportaron las variaciones negativas más importantes fue el de automóviles que cayó 9,6% , principalmente por el comportamiento de marcas como Chevrolet y KIA que disminuyeron sus ventas 26,9% y 8,5% respectivamente.

Esto quiere decir que Chevrolet sigue perdiendo terreno con Renault, marca líder del mercado con 15.003 unidades vendidas en el último mes.

En cuanto a los utilitarios, estos tuvieron un mejor comportamiento que los automóviles, ya que aumentaron sus ventas 10,9%, lo que indica 6.605 unidades registradas, cabe recordar que este segmento viene presentando un crecimiento constante en las últimas mediciones.

Por otro lado las marcas que mejor se comportaron en el mes de abril fueron Suzuki con un incremento positivo del 24,0%, Toyota con una variación del 16,6% y Mazda con el 5,3%.

El informe también reveló que durante abril, el segmento de carga pesada que incluye a los vehículos con capacidad de carga mayor a 10,5 toneladas, tuvo un aumento de 40% en sus ventas, seguido por los vehículos Comerciales pasajeros (buses) cuyas ventas aumentaron 4,6% y los de carga menor a 10,5 toneladas que crecieron 4,4%.

Por otro lado, El País asegura que voceros del sector automotor coinciden en afirmar que hay alternativas para que repunten las ventas y todas van más allá de las promociones, los descuentos y la competencia en precios con los que quieren ganar mercado los vehículos de origen chino.

Lo cierto es que Colombia es un mercado que puede con más carros. Las estadísticas dicen que por cada mil habitantes se venden cinco carros en el país, mientras que a escala latinoamericana las estadísticas dicen que por ese mismo número de pobladores se venden 10 vehículos, según informó Andemos.

Alternativas

Estas son algunas de las opciones planteadas por personas conocedoras del tema y publicadas en elpais.com.co: En primer lugar se puede cambiar la política del llamado Pico y Placa, que no se defina con base en el último dígito de la placa del auto, sino con base en la antigüedad del mismo.

Oliverio García, presidente de la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible, plantea que el Pico y Placa se podría aplicar para los vehículos de más de diez años de antigüedad.

“De esa manera se incentiva la posibilidad de que los usuarios adquieran autos con menos años de uso, lo que contribuiría a rotar el parque automotor colombiano”, explicó a El País.

Una segunda alternativa es que se modifique la manera como se calcula el impuesto automotor. Que se estime teniendo en cuenta la edad del automotor. Entre más antiguo o viejo pague más. No como funciona ahora que el dueño del nuevo o del usado ‘modeludo’ debe pagar más.

Una tercera opción también está relacionada con la antigüedad del auto y el impacto que causa el motor al medio ambiente.
“El carro que más genere contaminación ambiental debe asumir un cobro por la obsolescencia del mismo”, expresó un técnico de la Cámara del Sector Automotor para El País. Recordó que todas esas propuestas fueron consignadas en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) como política pública de la industria, pero no tuvieron eco en el Gobierno colombiano.

Sin embargo, aclaró que los alcaldes tienen la potestad de aplicar una de las medidas o todas de manera autónoma.

Lo último