Camilo Zuluaga Vargas
Periodista

Uber ya no es la única aplicación que le puede ayudar a movilizarse, existe una gran variedad. Aunque en Villavicencio no esté el servicio, conózcalo y vea qué tanto le podría funcionar.

En Colombia el prestar servicio de transporte público en un vehículo particular es ilegal, incluso podría acarrear a la suspensión de la licencia de conducción por un tiempo estimado de 25 años.

Es muy extensa la discusión que se ha suscitado alrededor de esta situación, principalmente contra Uber que fue una de las pioneras de este tipo de servicios y, aunque se han pagado impuestos, no se ha legalizado este tipo de servicios.

Se han presentado incluso problemas de orden público, donde la violencia se ha hecho presente entre los conductores tradicionales de taxis y los, aparentemente, ilegales de las aplicaciones. Sin embargo, las aplicaciones que brindan estos servicios siguen apareciendo y funcionando, ya que han encontrado la forma de seguir prestando estos servicios.

La oferta de estos servicios sigue creciendo, ya que al parecer la demanda también es bastante amplia, frente a la visible necesidad de reemplazar algunas falencias del transporte tradicional. Por nombrar algunas alternativas, además de Uber, se encuentran Picap, Beat, Didi y Emobi, las cuales funcionan en diferentes ciudades de Colombia, sobre todo en las que tienen mayor número de habitantes como Bogotá, Cali y Medellín.

Picap

 Según la revista Semana, existen 60.000 conductores que prestan el servicio de mototaxi a través de la aplicación Picap. Una alternativa de transporte que hace 30 mil viajes al día, tiene presencia en trece ciudades, pero que es ilegal en Colombia por ejercer como transporte público.

Los creadores rechazan que se los compare con este tipo de servicio y las autoridades están a punto de demandarlos por usurpación de funciones. P

icap está en funcionamiento desde 2017 cuando Camilo Rodríguez y su socio -anónimo- emprendieron este proyecto para conectar a un motociclista con otra persona que tenía la necesidad de movilizarse. En respuesta, según Rodríguez, a las fallas que tiene el mode lo de transporte donde “la movilidad de los carros colapsó hace mucho tiempo en Bogotá”, dice.

 

Beat

 La aplicación Beat se lanzó primero en Grecia y también se encuentra disponible en Perú, Chile, Colombia o México. Nacida en Atenas, Beat ya se utiliza en las ciudades de Santiago, en Chile, Bogotá en Colombia, así como en Lima y Arequipa, en Perú o CDMX en México.

A través de la aplicación Beat, los conductores registrados podrán recibir solicitudes de servicio de transporte de los usuarios pasajeros. Cada solicitud de viaje incluye el nombre, ubicación y otros datos del pasajero para que el conductor pueda identificarlo.

Al igual que en otras aplicaciones similares, los conductores de Beat podrán calificar y publicar sus comentarios sobre su experiencia con el pasajero, así como acceder a las calificaciones realizadas por otros usuarios conductores de la aplicación Beat.

 

 

Didi

 Esta aplicación se hizo reconocida en el mundo al comprar los derechos de Uber en China y desde ahí desplegar un crecimiento impresionante, hasta llegar a diferentes países, incluyendo a Colombia, donde sigue intentando despegar y enfrentarse a la lucha por la legalidad.

Su funcionamiento es similar a las apps que conocemos (descargas la app, te registras y solicitas el servicio), aunque en ésta el pasajero tiene la posibilidad de compartir el viaje con un máximo de cinco contactos de confianza. El servicio nació en 2012 en China y en la actualidad tiene 550 millones de usuarios en todo el mundo.

Emobi

 El servicio de renta de vehículos funciona con un sistema de cobro por minutos, se puede usar de forma compartida y no requiere pagos por suscripción. La app cuenta en su 100 % con una flota de carros eléctricos, llegó a Colombia a y ya inició su operación en Bogotá.

Funciona descargándola en los teléfonos celulares con sistema operativo iOS y Android, existen 60 puntos en la capital de la República donde los usuarios podrán recoger y dejar el auto, un Renault Twizzy de uno o dos puestos.

El costo del minuto es de 600 pesos y no hay un tiempo mínimo o máximo de alquiler, el conductor es quien decide por cuanto tiempo lo usa. Una de las ventajas de los vehículos eléctricos es que podrán circular por toda Bogotá y para el primer trimestre de 2018 se podrían tener otras referencias de carros para hacer viajes fuera de la ciudad. El servicio de transporte eléctrico con Emobi según la aplicación, contribuye al cuidado del medio ambiente de los bogotanos ya que no genera emisiones de CO2.

Lo último