Manolo Torres 

Periodista

 

Aunque a nivel nacional la ocupación hotelera sigue aumentando, en el Meta la situación es totalmente contraria; la crisis sigue latente

Un importante anuncio ha hecho la Asociación Hotelera y Turística de Colombia, Cotelco, con respecto al crecimiento positivo que está teniendo el país en ocupación hotelera. El gremio señaló que hasta el mes de agosto se registró un incremento del 2.4 por ciento a nivel nacional. Por lo tanto la ocupación llegó a un total de 66,22 por ciento y el acumulado de enero a agosto alcanzó el 55,79 por ciento. Un punto más de lo que se reportó en el 2018 en el mismo periodo de tiempo.

Sin embargo, la situación para el Meta es todo lo contrario. La región metense se ha visto altamente golpeada por la crisis económica generada por el cierre indefinido de la vía Bogotá – Villavicencio. Cotelco resaltó que el Departamento ha registrado una disminución de 2,31 por ciento en la ocupación hotelera. Otros departamentos que también han reportado un decrecimiento son Caldas, Quindío, Magdalena, Huila y Boyacá.

Lo anterior ayuda a evidenciar la situación que atraviesan los hoteleros del Meta, quienes desde el inicio de la crisis han reportado pérdidas económicas muy significativas. El equipo de Llano7días dialogó con los trabajadores de los hoteles de la zona céntrica de Villavicencio para conocer cómo se han visto perjudicados en estos últimos tres meses.

Giovanni Moreno, recepcionista del hotel Puerta de Alcalá, señaló que con el cierre de la vía las ventas cayeron en más de un 50 por ciento, ya que los turistas que solían llegar a la ciudad los fines de semana no han vuelto. Ni siquiera desean viajar en avión.
Debido a que el alojamiento ha disminuido, el hotel también ha tenido que ahorrar en gastos. Sin embargo, han intentado mantener a sus empleados, ya que no es justo que estos pierdan sus trabajos en una época de tanta escasez. Por otra parte, Moreno resaltó que se han podido solventar gracias a que el hotel es alquilado para realizar eventos empresariales. Aun así se trata de empresas locales o departamentales, pero de otras regiones no se ha vuelto a ver con la frecuencia de antes.

Así mismo precisó que el hotel antes vendía un aproximado de 10 a 15 millones de pesos y ahora solo alcanza un total de cinco millones de pesos.

En el hotel Fuente del Llano la situación tampoco es favorable. Flor Chávez, recepcionista, explicó que desde antes del cierre la hotelería ya estaba bajando, pero con el cierre de la vía fue peor. La mujer indicó que de ocho habitaciones ocupadas pasaron a tres y muchos huéspedes manifiestan que han dejado de viajar porque les parece tediosa la trayectoria de más de 12 horas por las rutas alternas. Incluso todavía hay quienes se tardan hasta un día en llegar. “A nadie le importa lo que estamos sufriendo los hoteleros acá en Villavicencio”, afirmó la mujer, quien también agrega que sería bueno que las entidades dieran plazo para pagar los recibos, ya que empresas como EMSA o EAAV siguen cobrando los impuestos sin ningún tipo de descuento que ayude a soportar la crisis. Incluso se han incrementado las tarifas en el servicio de energía eléctrica y ahora los estratos 4, 5 y 6 deberán pagar más costoso el recibo de la luz. Algo que también perjudica a los hoteles, ya que estos no están teniendo los mismos ingresos y no han recibido un apoyo del Gobierno.

Ante esta situación, los hoteleros hacen un llamado al Gobierno Nacional para que encuentren una solución inmediata, ya que muchos están a punto de quebrar y si la ocupación no mejora con mucha tristeza tendrán que cerrar sus puertas.