María Fernanda Guerrero

Periodista

 

El Gobierno nacional y los gremios del sector lechero firmaron un pacto para el crecimiento en el país,impulsar su producción y beneficiar a los más pobres

El Ministerio de Agricultura junto con el ICA, Fedegan, gremios y empresas de lácteos, firmaron el Pacto por el Crecimiento Económico del sector lechero del país, en el que se acordaron diferentes ítems como la creación de un fondo tripartito para el consumo en las poblaciones más vulnerables.

Este fondo consiste en que entre todos los gremios, empresas y asociaciones del sector lechero apoyen con recursos para que las comunidades de escasos recursos tengan mayor acceso a este producto.

Asimismo, la vicepresidenta de la república, Martha Lucía Ramírez, quien estaba en representación del MinAgricultura, expresó su preocupación frente al sector lechero “porque sabemos que es uno de los renglones de la economía más vulnerable debido a las importaciones”, indicó.

El gerente del Comité Ganadero del Meta, Eduardo Arias explicó a Llano7días que la importación de leche está siendo más costosa para Colombia que la misma producción. Sin embargo, el problema radica en la escacez del producto en el territorio nacional, debido a que la demanda es mayor que su oferta.

En el pacto, las organizaciones del sector público y privado también asumieron compromisos como la sanidad e inocuidad, la radicación de enfermedades, promover su consumo y el aprovechamiento de los acuerdos comerciales que tiene Colombia.

Actualmente, el departamento del Meta solo representa el 6% de la producción a nivel nacional, no obstante, Arias afirmó que el sector lechero “ha crecido de manera importante”, pues las personas han encontrado una oportunidad de sustento al reemplazar cultivos ilícitos por este producto.

Se producen aproximadamente 500 mil litros de leche por día, algunos de los municipios líderes en generarla son: La Macarena, Uribe y Mesetas, según informó el gerente del Comité de Ganaderos de la región. De esta cifra, 150 mil litros se envían principalmente hacia Cundinamarca, donde se procesa y empaca para llegar nuevamente al territorio metense.

De igual forma, 120 mil litros se trasladan a la industria artesanal y finalmente, 180 mil litros son utilizados por personas que venden la leche cruda, ya sea en tiendas o en zonas rurales.
Con respecto a la mayor amenaza para el sector a nivel nacional, el gerente respondió que son los costos de producción, sobre todo de los insumos y de la mano de obra.

Para Arias, “todos estos acuerdos están relacionados a un compromiso por el cambio climático”, ya que, “se ha estigmatizado” la actividad ganadera como principal contaminante. Afirmó que el pacto es un compromiso para beneficiar el territorio y que depende de lo que los gremios ganaderos del Meta desarrollen para cumplirlo.