Camilo Zuluaga Vargas
Periodista

Hay más de 800 habitantes de calle, el 57 por ciento de estas personas están entre los 29 y 59 años de edad.

En cualquier sector de la ciudad se puede encon­trar a esas personas que viven en las calles escar­bando en la basura o pi­diendo una moneda, mu­chos ya son reconocidos y en ciertas ocasiones cau­san incomodidad o temor a los demás habitantes de la ciudad.

Este es un tema social que se ve en las grandes ciudades del mundo y que poco a poco se ha ido tras­ladando a las pequeñas urbes, como Villavicencio.

Según censos y datos estadísticos, en Colombia hay 40.000 personas en condición de indigencia extrema. Bogotá tiene la mayor población con el 59,1 por ciento, las demás ciudades como Medellín, Cali, Barranquilla, entre otras, tienen el 40,2 por ciento. El otro 0,7 por ciento se distribuyen por distintos zonas del país.

Estas personas pueden llegar a caminar hasta siete kilómetros diarios, viven de lo que encuentran es­carbando en la basura, pi­diendo limosna o limpiado vidrios en los semáforos.

En Villavicencio, según datos suministrados por la Secretaria Social y de Par­ticipación Ciudadana del municipio, hay un total de 807 habitantes de ca­lle, de los cuales el 87 por ciento son hombres y el 13 por ciento son mujeres. El 57 por ciento de esta población oscila entre los 29 y 59 años. La mayoría de esta personas consu­men sustancias psicoacti­vas como bazuco (72 por ciento) y marihuana (61 por ciento), además de alcohol, inhalantes como el pegante y otro tipo de sustancias.

Soluciones

Maritzabel Ramírez Gó­mez, Secretaria Social y de Participación Ciudada­na de Villavicencio, seña­ló que se viene trabajando en diferentes actividades para hacerle frente a este problema social en esta ciudad.

“Hemos adelantado 18 ‘Días de la vida’, que son jornadas en las que reci­ben alimentación, ropa, se les corta el cabello, se asean, hacen activida­des lúdicas, pero lo más importante es que allí son sensibilizados y mo­tivados a ingresar a pro­gramas de reeducación, logrando que muchos de ellos tomen la iniciativa”, resaltó la funcionaria.

Igualmentem Ramírez destacó el apoyo de la em­presa privada con la cual se ha logrado graduar de bachillerato a 15 perso­nas resocializadas, 12 es­tán en procesos universi­tarios y 10 participan de programas de reinserción laboral.

Frente a las inquietu­des por el posible incre­mento de indigentes en la ciudad, la funcionaria indicó que esta es una población flotante. “Ellos pueden estar aquí, pero cuando se aburren se van por su propios medios para otras ciudades como Bogotá, Yopal, Cali, Cúcu­ta, Medellín, es por eso que a veces se ven más”.

Con la puesta en mar­cha de la campaña “Tu ayuda no ayuda, ayúdalos de verdad”, se busca que las personas dejen de dar limosna a los habitantes de calle y mejor apoyen a las fundaciones donde brindan atención especia­lizada a esta población. Esto con el fin de evitar el aumento de este tipo de personas en Villavicencio y más bien propiciar que busquen una manera de rehabilitarse.

Lo último