Con varias estrategias, presos buscan infectarse con coronavirus para quedar libres

Serían 4 mil los presos que irián a detención domiciliaria por pandemia

Utilizando todos los mismos tapabocas y compartiendo algunos objetos personales, un grupo de internos de algunos centros penitenciarios de esa ciudad busca deliberadamente infectarse con COVID-19 para tratar de forzar su libertad, informó la policía de California.

“Hay una creencia errónea entre la población de reclusos. Ellos suponen que si dan positivo, de alguna manera, saldrán de prisión, y eso realmente no va a suceder”, afirmó el comandante Alex Villanueva en rueda de prensa.

El funcionario, igualmente, mostró varios videos de las cámaras de seguridad –tomados a mediados de abril– de la cárcel North County Correctional Facility, donde se puede apreciar a un preso repartiendo sorbos de agua caliente entre los internos.

“Estaban tratando de elevar falsamente sus lecturas de temperatura para pretender tener uno de los síntomas de esta enfermedad”, agregó Villanueva.

En otra grabación, se observa a los prisioneros compartiendo un único vaso desechable y tomando turnos para respirar dentro de un mismo tapabocas, que no se sabe si perteneció a alguien infectado.

El uniformado, por otro lado, aseguró en la conferencia de prensa que cerca de 4.590 reclusos están en cuarentena, y un total de 357 dieron positivo con el brote, de los cuales 117 ya se recuperaron.

Finalmente, Villanueva manifestó que más de 5.000 internos fueron liberados como parte del protocolo de seguridad para contener el virus en el sistema penitenciario, dejando la población penal en 11.700 reclusos.

La ONG JusticeLA, sin embargo, considera que no es suficiente e indicó que más presos deben ser liberados para evitar que el coronavirus se propague de manera exponencial en las cárceles de la ciudad.

Contenido Relacionado