Juan Fernando Alzate 
Periodista

Análisis de la estrategia del mejor colegio público en las pruebas Saber 11

En el Liceo General Serviez, el mejor colegio oficial de Villavicencio en las pruebas Saber 11, los estudiantes deben conseguir una calificación mínima de 7 puntos sobre 10 posibles para aprobar los exámenes y las actividades en clase.

El colegio, que depende directamente del Ministerio de Defensa, tiene 32 docentes y alrededor de 415 alumnos, de los cuales aproximadamente 205 están en bachillerato.

Todos, estudiantes y profesores, están inmersos en un proceso de formación orientado a fortalecer las habilidades de cara a las pruebas Saber 11. A partir del tercer periodo del grado décimo, los alumnos reciben clases especiales, incluidas asesorías, en competencias
Preicfes.

En grado once, los estudiantes entran una semana antes que los demás para hacer una retroalimentación de los conocimientos adquiridos en los años escolares anteriores. Y en las vacaciones de junio, estudian una semana más que los otros grados.

En general, los alumnos de once asisten a las clases normales por la mañana y, los días martes y jueves en la tarde, de 2:00 a 5:00 p.m., reciben las clases especiales preparatorias para las pruebas Saber. También asisten a estas clases especiales los sábados en la
mañana.

En marzo, los alumnos de once se inscriben a las pruebas Saber que están destinadas a los colegios de calendario B, y lo asumen como uno de los simulacros en los que deben participar en el proceso. De esa manera, cuando llegan las pruebas Saber de septiembre, ya están preparados en las competencias fundamentales del examen.

Pero eso no es todo, el Liceo General Serviez tiene convenios con universidades de Villavicencio y Bogotá para que los alumnos que quieran puedan hacer inmersión en un programa de su elección, es decir, ingresan a estudiar un semestre universitario y las calificaciones que reciben son validadas por el colegio.

Cuando llega el momento de las pruebas Saber 11, estos alumnos, que ya están en la universidad, presentan el examen y vuelven a su
rutina universitaria, en la que deben responder con disciplina y excelentes notas académicas, porque de lo contrario son devueltos al colegio.

Por el contrario, si obtienen buenas notas en la universidad, tienen la opción de seguir el programa y matricularse de una vez en el segundo semestre. Además, el Liceo General Serviez tiene dos psicoorientadoras de planta que acompañan a los niños, niñas y jóvenes en la formación de su proyecto de vida, que es una tarea permanente que comienza desde transición.

De acuerdo con la rectora María Fernanda Rojas, casi todos los alumnos logran ingresar a estudiar programas que coinciden con lo que está planteado en su proyecto de vida. En otras palabras, casi todos tienen claro lo que quieren ser cuando salgan del colegio y logran encaminarse hacia esa metas.

En las etapas más tempranas, cuando a los estudiantes les empieza a ir regular en alguna materia, los directivos llama a los padres de familia para establecer compromisos de mejoramiento en el rendimiento académico.

Lo último