Manolo Torres

Periodista

 

Enfrentar las problemáticas viales y de flujo vehicular es uno de los retos más importantes que tendrá el nuevo alcalde de Villavicencio

Los problemas de movilidad que ha enfrentado Villavicencio en los últimos cuatro años generaron molestias entre los ciudadanos, quienes sufrieron retrasos al momento de transportarse. Además de esto, las falencias en la malla vial también han sido altamente críticadas por la ciudadanía en general.

Con respecto a estas problemáticas, los candidatos han planteado varias propuestas con las que piensan mejorar la situación de movilidad en Villavicencio. Algunos tratan los temas de semaforización e implementación de nuevos sistemas de movilización que ayuden a controlar mejor el flujo vehicular. Otros resaltan la importancia de proyectar rutas para los ciclistas e impulsar este medio de transporte.

Por ejemplo, uno de los candidatos que habla de esta última temática es Felipe Harman quien señala que en su gobierno reordenaran el sistema de movilidad de la ciudad para dar prioridad y optimar la movilidad de los peatones, ciclistas y los usuarios de transporte público. También indica que se debe seguir trabajando la mitigación de la congestión para reducir los siniestros viales y la contaminación atmosférica.

El candidato Felipe Carreño también tiene unas buenas propuestas en cuanto al tema de las bicicletas, como ampliar las ciclorutas y fortalecer la seguridad para los ciclistas con el apoyo de la policía. De igual forma, busca incentivar el uso de la bicicleta para mitigar el impacto ambiental.

Everardo Duque tampoco se queda atrás y destaca dentro de su plan de gobierno su postura frente a la importancia de educar a las nuevas generaciones en el uso de la bicicleta, para esto propone hacer más vías y zonas de estacionamiento para los ciclistas. De igual manera, propone la construcción de más puentes para los peatones y el mejoramiento de la malla vial para generar rutas alternas a los vehículos.

Otros candidatos no mencionan nada sobre esto y son más concretos en sus propuestas de movilidad como Leonardo Pérez que busca aumentar el personal de tránsito para lograr una mayor cobertura de control en Villavicencio. Así mismo busca mejorar los equipos de las patrullas e implementar semaforización inteligente.

Lucy Contento es otra aspirante con propuestas muy puntuales, como la de efectuar proyectos de actualización y modernización de la señalización vial en el casco urbano. Adicionalmente, propone incrementar la rigurosidad de las medidas de tránsito para que así haya más control y prevención, logrando reducir los índices de accidentabilidad.

Fabián Torres, propone desarrollar estrategias que permitan tener una mejor movilidad en barrios y sectores con gran afluencia vehicular, lo cual ayudaría a tomar rutas alternas a los conductores. Una propuesta importante en la que hay que tener en cuenta las condiciones de la malla vial que poseen algunos barrios de la ciudad, como La Vainilla, El Madrigal o el 20 de Julio, en donde han denunciado una fuerte problemática de huecos.

Alexánder Baquero plantea algo similar, ya que busca fortalecer el plan maestro de movilidad y transporte público para impulsar la cobertura en los barrios y corregimientos de la ciudad. Así mismo, indica que quiere impulsar un sistema de movilidad para reducir los tiempos de desplazamiento y modernizar la flota de buses de acuerdo a las necesidades ciudadanas y de sostenibilidad.

Por su parte, Natalia Pineda habla de seguir implementando el pico y placa, dentro y fuera del centro de Villavicencio. Sin embargo, su propuesta más llamativa es la de planificar la viabilidad de un transporte aéreo y auto-sostenible como el metro – cable dentro de la zona céntrica de la ciudad. También resalta la importancia de incentivar el uso de la bicicleta y propone la construcción de un puente ciclo-peatonal sobre el río Guatiquía en la vía a Restrepo.

Mientras que en las estrategias del aspirante José Luis Silva, se plantea la gestión de un sistema integral y multimodal de movilidad con el que se busca controlar la contaminación ambiental y salvaguardar el valor de la seguridad ciudadana. Reduciendo los tiempos de desplazamiento entre zonas rurales y urbanas, garantizando así la productividad de la ciudad.