¿Cuándo volverá la rumba para los llaneros?

¿Cuándo volverá la rumba para los llaneros?

El sector económico mayormente afectado debido a esta pandemia ha sido el del entretenimiento nocturno, pues fueron los primeros en cerrar, incluso antes de que se declarará la primera cuarentena. Es por esto que hoy, hacen un llamado al Gobierno local y nacional para poder hacer una reapertura gradual al igual que lo han hecho otros sectores económicos y adaptarse a la nueva normalidad.  

Llano7días habló con Raúl Páez, presidente de Asobares capítulo Meta, quien comentó la difícil situación por la que está pasando este sector económico del departamento. “Nosotros cerramos una semana antes de que se declarara la cuarentena, pensamos que era cuestión de 15 días, pero esto ya va más de 100 días”, aseguró.  

Y, aunque aplauden todas las medidas tomadas para evitar el contagio del COVID-19, también quieren que su sector sea parte pronto de los planes piloto de reapertura. Es por esto que desde Asobares Colombia, y por supuesto Meta, entre las propuestas que han pasado para poder realizar las reaperturas son establecer horarios y reservas para los clientes, de igual manera, la implementación de meseros virtuales, lo que quiere decir que al llegar a los establecimientos se va entregar una carta vía WhatsApp para que las personas hagan su pedido por un chat y se les lleve a la mesa o en su defecto el autoservicio para que las personas vayan hasta la barra por su pedido. 

 Así mismo, el distanciamiento social, que es primordial se llevará a cabo dentro de estas instalaciones, con una distancia de 2×2, entre cada mesa y, por supuesto, a la entrada de cada establecimiento deberá haber personal con medidor de temperatura y gel desinfectante. “Tenemos que ser conscientes de que el aforo no va volver a ser el mismo, pero esto ya pasó a un tema en el cual debemos aprender a convivir con el virus”, indicó.  

Por otro lado, el presidente de Asobares Meta, aseguró que del 100% de los bares del departamento son 97% de locales que pagan arriendo, es decir, que solo un 3% son propietarios de sus establecimientos, situación que ha sido caótica pues sin generar ingresos para pagar la renta están pensando ya en cerrar definitivamente. “De ese 97%, el 80.7% no ha podido conciliar con su arrendador”, aseguró. Tan solo un 10% de los locales nocturnos, esperarán hasta finales de julio e inicios del mes de agosto que termine la emergencia sanitaria en todo el país.  

Por último, Raúl Paéz, asegura que son conscientes de la pandemia de todo lo que está ha causado y que por supuesto lo primordial es la salud, pero que el sector económico nocturno no puede quedarse como el “patito feo” y no abrir, necesitan ser parte de esa reapertura y por supuesto con las mejores condiciones de bioseguridad para poder garantizar la salud de sus clientes, que son lo más importante. 

Contenido Relacionado