Festividades indígenas en Villavicencio ahora son oficiales

Festividades indígenas en Villavicencio ahora son oficiales

“Yuaki y Nagema” el “Yagé de colores” del resguardo indígena Maguare, son las celebraciones que se institucionalizaron en la capital del Meta.

En el Concejo Municipal de Villavicencio se aprobó en tercer debate el proyecto de acuerdo 018 de 2021, que busca institucionalizar las festividades “Yuaki y Nagema” el “Yagé de colores” del Resguardo Indígena Maguare de Villavicencio.

El proyecto nació tras la necesidad de defender el patrimonio cultural de las comunidades indígenas Uitoto, Tatuyo y Bora ubicados en el kilómetro 44.4 del municipio, donde se encuentra Puerto Colombia, zona en la que está ubicada hace 17 años la maloca étnica.

Edith Agudelo, directora de Corcumvi, habló con Llano SIE7EDÍAS sobre este proyecto y aseguró que “es una iniciativa propia del resguardo indígena Maguare, busca institucionalizar que no es más que tener el reconocimiento político y público de fechas especiales para el fortalecimiento de sus tradiciones ancestrales como pueblos originarios”.

El Resguardo indígena Maguare en su plan de desarrollo, identifican dos festividades que hacen parte de la construcción y preservación cultural, el festival Yuaki y Nagema que está dirigida al fortalecimiento y la conservación de las danzas y los cantos tradicionales del gran canasto del Baile Yuaki, el baile de las cosechas
y el Festival del Yagé d e Colores, “Dada la relevancia que tienen estas festividades para este asentamiento con alrededor de 26 familias, en materia de dignidad, supervivencia y bienestar en el sentido de fortalecer sus formas de vida anteriores a los hechos violentos que los llevaron a desplazarse de sus territorios, es que la administración da todo su apoyo, bajo parámetros de respe- to por su gobierno y costumbres propias”, añadió Edith.

La festividad Yuaki y Nagema se realizó el 23 de abril de este año, con el apoyo de Corcumvi y el Resguardo Indígena Maguare, la entidad firmó un convenio con ellos que busca fortalecer este tipo de expresiones que permiten la preservación del conjunto de manifestaciones culturales, como el baile, la gastronomía, la tradición oral, entre otros, “Estuvimos acompañando la celebración y encontramos una comunidad con un arraigo fuerte familiar, una conexión espiritual y una organización autónoma que busca ser reconocida como un proyecto de etnoturismo”, recalcó la directora.

La segunda festividad llamada el Yagé de Colores, está proyectada para el último mes de este año, siendo el resguardo autónomo de determinar la fecha exacta según sus tradiciones, “Nuestra tarea es dar las garantías para que, en materia cultural, artística, deportiva y social, así puedan realizarla y que, además, la ciudad conozca y les reconozca como habitantes con manifestaciones propias a las que en calendarios de la agenda pública ya existen”, culminó Edith.

Johana Kuetgaje, habitante de esta comunidad añadió, “este es un paso fundamental en el cual las manifestaciones culturales de nuestro pueblo se pueden seguir preservando a través del tiempo, nosotros somos desplazados del Amazonas, Vaupés, Guainía y de otras partes, estamos luchando por una nueva generación de Uitotos llaneros, porque nacieron en esta tierra y queremos ser reconocidos como habitantes de la ciudad”.

Por otro lado, Ricardo Gómez, concejal de Villavicencio, comentó a Llano SIE7EDÍAS que: “fui ponente con el concejal Pedro Nel Macías, y nada es más primordial que la práctica para realizar las cosas, así se materializa la intención y así es como nosotros apoyamos junto con la administración municipal este proyecto el cual ya fue aprobadó, será sancionado esta semana”.

Contenido Relacionado