María Fernanda Guerrero

Periodista 

 

Durante la visita del padre Francisco de Roux a Villavicencio, el coordinador de la regional de la Orinoquía, Ricardo Villamarín indicó que los líderes sociales en el Meta están quedando sin protección.

El padre Francisco de Roux y actual presidente de la Comisión de la Verdad, visitó la Casa de la Verdad en Villavicencio para analizar la situación de conflicto en la región. Allí, el coordinador de la regional de la Orinoquía, Ricardo Villamarín señaló que “sí hay líderes que están siendo amenazados”.

“Hay muchos líderes en nuestro departamento que tienen medidas cautelares que tienen esquemas de seguridad. Que entre muchas otras cosas, se les están quitando, se les esta reduciendo esos esquemas de seguridad”.

El coordinador explicó que esto está ocurriendo por problemas presupuestales y aclaró que la Unidad Nacional de Protección es quien está reduciendo estas medidas de protección a los líderes sociales.

Para Villamarín, “el tema de las garantías de los defensores de los derechos humanos es algo que se ha venido trabajando desde hace mucho rato” y que el departamento se caracteriza por ser fuerte en cuanto a la presencia de líderes sociales, líderes campesinos y defensores de derechos humanos.

Por su parte, Francisco de Roux explicó que “la tarea que tenemos es una tarea imposible”, refiriéndose al trabajo que debe hacer la comisión para lograr un relato sobre la verdad del conflicto en el país. Para él, buscar la verdad es una cuestión compleja, en la que entre más se ahonda en el tema, más dudas y preguntas deja.

Asimismo, en la reunión se explicó que el fenómeno de asesinato y amenazas a líderes sociales es un problema que viene presentándose desde hace muchos años, pero que tiene mayor visibilidad en nuestra actualidad.

El pasado 2 de agosto, el presidente Iván Duque hizo un llamado a la protección de los líderes sociales durante la Asamblea General de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (ANUC) y indicó que “la Unidad Nacional de Protección (UNP) debe tener, aproximadamente, unos 7.100 esquemas, entre esquemas gruesos y esquemas blandos”. La primera consiste en la disposición de personal armado o “algún grado de protección”, según dijo. Además, detalló que de este último hay 5.100 esquemas, en los que el 56 % está asignado a líderes sociales, es decir, 2856 esquemas de seguridad para los líderes.

El Plan de Acción Oportuna (PAO), es la iniciativa creada por las instituciones de gobierno para combatir las amenazas a líderes sociales.
Según cifras de la Consejería de Derechos Humanos de la Presidencia de la República, se ha reducido en un 35 % el número de asesinatos de líderes sociales.

El presidente reveló que el 56 % de los asesinatos han sido perpetrados por ELN, el ‘Clan del Golfo’, GAO Residuales, ‘Caparros’, ‘Pachenca’, ‘Pachelly’, los cuales, en su mayoría son grupos armados involucrados en el narcotráfico.

En Colombia se asignaron 11 comisionados que se encargan de diferentes territorios y en la Región Orinoquia, la cual está conformada por los departamentos de Vichada, Guaviare, Caquetá, parte de Casanare y Meta, está bajo la representación del escritor Alfredo Molano. Asimismo, están asignadas tres Casas de la Verdad, una en Florencia, la otra en San José del Guaviare y en Villavicencio.

En total, hay 80 personas recogiendo testimonios distribuidos en todo el país y 210 trabajando en otras áreas de la comisión. En cada región, la comisión debe establecer las rutas de investigación, que son los recorridos que la entidad debe pasar para optimizar el proceso de recolección de historias. Según De Roux, “es pasar por donde pasó la guerra”.

De Roux, añadió que en medio del trabajo que tiene que hacer la comisión en el departamento, “Hay que reconocer la dignidad de las víctimas para que dejen ser sencillamente sufrientes”.