La empresa no ha querido rotar las rutas con más pasajeros ni tampoco se decide por pagar sueldos.

Un grupo de conductores de busetas que trabajan en el servicio de transporte urbano en Villavicencio protestó ayer contra la empresa Unirrutas por privilegiar a unos pocos con las rutas en las que más pasajeros se recogen, como la de Porfía.

Valerio Díaz, quien participó en un plantón con otras 20 busetas en la entrada al barrio La Coralina, dijo que también exigen paraderos dignos para los conductores porque en algunos ni siquiera hay baños y se debe tener en cuenta que ellos pasan más tiempo allí que en sus propias casas. Díaz explicó que hay corredores en los que después de las 7 de la noche ya prácticamente no hay pasajeros y lo mismo los fines de semana cuando no se trabaja en la Gobernación ni en la Alcaldía.
Acusó al gerente de Unirrutas, Luis Fuentes, de no cumplir los acuerdos entre las empresas que se asociaron para tratar de mejorar el servicio de transporte urbano de pasajeros.

Admitió que el fondo del problema es el sistema de pago a los conductores, que siguen ganando de acuerdo a la cantidad de pasajeros que recojan durante el día. Según Díaz, los conductores de la ruta a La Madrid deben entregar una cuota diaria de entre 170.00 y 190.000 pesos, mientras que la ruta de La Rosita tiene una cuota de 130 mil pesos.

El proyecto Unirrutas incluye que la empresa asigne sueldo a sus con¬ductores para que ya no dependan del número de pasajeros que recojan y no se generen protestas como la de ayer. El problema es que Unirrutas dice que eso será en la tercera fase del proyecto y apenas está iniciando la primera fase, así que la solución definitiva todavía no está cerca.

Los conductores que protestaron hablaron de monopolios en algunos paraderos, pero a eso le suman el mal estado de las vías en algunos barrios, entre los factores que complican su trabajo. Leonardo Calderón, otro de los conductores de buseta que protestó ayer, informó en horas de la tarde que se firmó un acta de diez puntos y que el paro se levantó. Entre los puntos del acta aparece la creación de un comité disciplinario que sancione a los despachadores que incurran en monopolio de una ruta. Otro punto se refiere a la seguridad social del conductor relevador, que sea acorde a sus ingresos.

Lo último