Sergio Guevara
Periodista

La coalición plantea demandar la curul del senador, mientras él asegura que no hay argumentos que sustenten sus denuncias.

Jonatan Tamayo es actualmente acusado de sostener un conflicto de intereses frente al desarrollo de sus actividades como congresista y el apoyo radical que muestra al gobierno del presidente Iván Duque.

Gustavo Bolívar y Aída Avella son los congresistas, que hacen parte de la coalición de La Decencia, encabezan las quejas en contra de ‘Manguito’ y aseguran que mañana viernes interpondrán una demanda de pérdida de investidura por un aparente conflicto de intereses.

“La coalición Decentes NO existe, no se dejen engañar». Jonatan Tamayo Senador

La lista de la Decencia fue por la cual se hizo elegir el senador Tamayo, en la cual se incluían algunos partidos como ASI (al que pertenece ‘Manguito’), la Unión Patriótica, el Movimiento Alternativo Indígena y Social –Mais- y la Colombia Humana, todos partidos independientes con tendencia a la izquierda.

Bolívar y Avella han asegurado, al igual que otros congresistas como María José Pizarro, que no ha sido consecuente con la forma y la ideología antigobiernista con la que se habría hecho elegir y que, por el contrario, ha sido una ficha clave en el buen desarrollo del Gobierno Nacional al interior del capitolio.

“ Anuncio que denunciaré penalmente a ‘Manguito’ porque ni agua se daba en las campañas nuestras”. Gustavo Bolívar Senador

La Decencia fue el apoyo formal a la candidatura de Gustavo Petro a la Presidencia, siendo una sorpresa la actitud de Tamayo al asumir la curul, de atacar e irse de frente en contra de todas las postulaciones que tengan que ver con el líder de la Colombia Humana.

Por otro lado, Tamayo salió al paso de estas acusaciones asegurando que no hay ningún argumento válido para estas quejas y reclamos, que él nunca ha apoyado las ideas ‘Petristas’ y que él siempre ha sido consecuente con su postura de apoyo al gobierno de Iván Duque. Esta postura es contraria a la de su partido (ASI) que se declaró completamente independiente al gobierno de Duque.

Tanto colmaron la paciencia del trovador del Senado, que en una de sus respuestas aseguró que La Decencia no existe, que fue algo transitorio mientras se daban las elecciones y que no hay forma de que se le quite su curul, acusando además, a Bolívar y a los demás que están en su contra, de mentirosos y de tratar de engañar al pueblo colombiano.

Lo que sí es cierto es que todas estas luchas detienen el trabajo de todos estos congresistas que pasan la mayor parte de su tiempo discutiendo entre ellos, además dan renombre a los senadores y representantes por cosas diferentes al buen desarrollo de sus trabajos. Habrá que ver cómo termina la telenovela entre los mediáticos congresistas.

Finalmente, la lucha política entre estos personajes empezó a tomar un rumbo más drástico, cuando en una reciente entrevista ‘Manguito’ dijo: » Yo a nadie le he ofrecido droga para que vote por mí», sin poder responder a quién se refería; pero sabiendo que esa grave acusación podría estar siendo en su contra. Bolívar aseguró que lo demandará y que él no tenía por qué estar haciendo ese tipo de calumnias.

Ahora con este tinte legal que tomó esta discusión, solo queda esperar para ver si esto tiene alguna repercusión en el desempeño de los senadores y en su forma de manejar las funciones que deberían cumplir al interior del Senado de la República.

Lo último