María Fernanda Guerrero 

Periodista 

 

Faltan menos de 20 días para las elecciones regionales, por ello, Llano7días indagó las políticas de inclusión para la comunidad LGBTI de los candidatos a la Alcaldía de Villavicencio

Algunos programas de gobierno de los candidatos a la Alcaldía no tienen una propuesta exclusiva para la población LGBTI y otros tampoco la nombran. No obstante, existen otros que sí incluyeron unas ideas específicas para esta comunidad en Villavicencio. Por ejemplo:
El programa de gobierno de Felipe Carreño establece una sección llamada «Diversidad Sexual. Allí expresa que apoyará políticas públicas, fomentará programas y proyectos para el fortalecimiento de organizaciones LGBTI, además de iniciativas para la participación y la no discrimación en todos los sectores sociales. 

Felipe Harman, en la sección «LGBTI», indica que se le dará una “atención diferencial preferencial”. De igual forma, realizaría capacitaciones para concientizar y fomentar la “inclusión social efectiva”. También maneja la propuesta de Plan de acción para la población LGBT, donde propone la difusión del respeto a la diversidad, el respaldo y fomento de más derechos; una mayor atención, visibilización y tratamiento a la población; mejorar la capacidad de respuesta de las instituciones ante casos de violencia contra la comunidad; impulsar la participación política y ciudadana de las organizaciones LGBTI y acciones para “el goce efectivo de derechos de la salud”.

En el plan de gobierno de Gilberto Giraldo menciona el apoyo a la dicha comunidad, a partir de su integración social y el reconocimiento de sus derechos y deberes. También propone políticas públicas y estrategias de vinculación laboral, “establecer programas de formación en general”, así como la generación de espacios participativos para fortalecer el respeto y la no discriminación en las entidades estatales locales.

Por su parte, el programa de Fabián Torres manifiesta en el componente “Villavicencio sí puede en Inclusión y Equidad”, que incluiría a diferentes colectivos sociales, entre ellos, grupos LGBTI en diferentes espacios de participación. Asimismo se promovería la equidad y la inclusión de estos grupos en lo laboral y el “acceso libre, igual y solidario” en el ámbito educativo, de seguridad, político y económico.

Dentro de la categoría «Sector de Participación social», Leonardo Pérez establece algunas acciones para “grupos de población especial”. En “Inclusión y Equidad en la diferencia social”, detalla que promovería programas de inclusión de la comunidad LGTBI. De igual manera, subraya que en su gobierno buscaría recopilar “el pensamiento y el derecho a la equidad con la inclusión y la participación de las comunidades”, visibilizando sus propuestas, programas y proyectos.

Jose Luis Silva en la categoría, Bienestar Social Integral, establece que conformará una Mesa Propositiva por la Inclusión Social y el Empleo con las comunidades vulnerables, entre ellos los LGBTI para el desarrollo de proyectos productivos relacionadas a la autosostenibilidad y la inclusión “en su fuerza laboral”.

Por su parte, el plan de Everardo Duque no identifica a este grupo de manera textual, pero sí plantea que todas sus propuestas serán realizadas bajo el principio de inclusión. Allí integra a la comunidad y a otros colectivos sociales bajo la categoría de “poblaciones minoristas y en condición de vulnerabilidad”, y en el que pretende visibilizar y desarrollar políticas diferenciadas para lograr articulación institucional. Igualmente, constituiría organizaciones sociales que los represente, fortalecería las que ya están y reuniría a los líderes en un comité asesor para la inclusión social en el Consejo Municipal de Política Social.

En el programa de Alexánder Baquero tampoco se nombra de forma literal a dicha población, sin embargo, expresa que “velaremos por una cultura de respeto hacia los derechos ciudadanos sin importar distinción de (…) orientación sexual”. Al igual que Everardo Duque, clasificó sus ideas sobre esta población como “otros grupos minoritarios”. En este señala que incentivaría la participación social con garantías de inclusión, el acceso a la oferta institucional “en equidad y sin distinción” y la realización de mesas de diálogos continuos con los representantes de estos grupos. En adición, crearía programas contra el matoneo de las minorías en las instituciones educativas y que se incentivaría el respeto a la diferencia.

Entretanto, Lucy Contento no identificó a la comunidad LGBTI, pero sí afirmó que incluirá a la mujer, a los distintos grupos étnicos y sociales “en los espacios para la deliberación y toma de decisiones” sobre programas y proyectos de las comunas y corregimientos de la ciudad.
Finalmente, en el plan de gobierno de Natalia Pineda, en el punto llamado, «Secretaría Especial», constituiría un espacio “cuya ejecución, participación y utilización sea por parte de las comunidades afrodescendientes, diferentes etnias y demás minorías”, para ser coejecutores de los programas de la administración municipal. Sin embargo, se puede observar que no referencia literalmente a la comunidad LGBTI, pero sí incluye una propuesta generalizada.