María Fernanda Guerrero

Periodista

 

Pese a que Colombia ya no tiene el status de región libre de fiebre aftosa, el país ha crecido sorprendentemente y el Meta es el que más ha evolucionado

A raíz de que Colombia perdió el año pasado la certificación que lo catalogaba como país libre de aftosa, ha tenido que retarse para volver a tener este status y retornar a las exportaciones a Rusia.

El departamento del Meta, es uno de las regiones caracterizada por la actividad ganadera, y ha apoyado en gran medida al país para que recupere la certificación de país libre de fiebre aftosa.

Actualmente, el departamento es la región que más ha crecido en los últimos cuatro años, según el gerente del Comité Ganadero del Meta, Eduardo Arias, con un aumento del 16% en su producción ganadera.

“Nosotros somos el cuarto productor de ganado del país, con cerca de dos millones de cabezas de bovinos y es el departamento que más ha venido creciendo en su inventario ganadero de toda Colombia”, afirmó Arias.

El gerente, además, aseguró que el departamento del Meta, no ha tenido brotes de fiebre aftosa desde hace más de 17 años. Esto es, según Arias, gracias a los procesos de vacunación y observación en la región.

A pesar de que el departamento no tiene mayor incidencia en la exportación de ganado y por lo tanto no le afecta directamente la pérdida del status, “es el productor natural para la capital de la república”, señaló el gerente. De igual forma, el Meta también es responsable de alcanzar la recertificación del país, con el compromiso de mantener la cifra de esta enfermedad en ceros y de promover la vacunación como la solución de mayor cobertura.

Para Arias, “como gremio tenemos la obligación de apoyar y aportar todo lo que tenga que ver con la región y el sector de los llanos en conseguir la certificación”.

En el 2017, el departamento estuvo en alerta frente al brote de fiebre aftosa que se presentó en Tame, Arauca. Para ese entonces tuvo que instalar puestos de control en las principales vías de acceso al Meta, para verificar la salud de los bovinos, con el fin de que la enfermedad no se propagara en la región.

Frente al proceso de certificación del país, el gerente afirma que “va muy bien. Yo creo que estamos cumpliendo con los requerimientos que nos dan desde la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal)”. Pese a la pérdida de la certificación, el país entero ha duplicado sus exportaciones. El año pasado, Colombia exportó 18.471 toneladas de ganado y para este año, el sector proyecta 50.000, aún sin el status. No obstante, el gremio confía que en el 2020 lleguen a ser 150.000 toneladas con la certificación.

Según Eduardo Arias, el territorio metense es importante en la producción ganadera y destacó al Ariari, la Altillanura, Puerto López, Puerto Gaitán, Villavicencio, entre otros, como fuentes importantes de ganadería.