Actitud

Y terminamos

No sé cómo quede el resultado de Colombia contra Ecuador y como siempre cuando ganamos somos “Gardel” y cuando perdemos, los peores, trataré de hacer un equilibrio entre una cosa y otra. Colombia perdió con Uruguay por tres razones fundamentales: los 15 primeros minutos fue un equipo plano, frío sin liderazgo e iniciativa y para colmo le hacen un gol por un error garrafal de un central. Ahí se empieza a perder el orden y la confianza con un Colombia desconocido con un planteamiento que el mismo técnico cambia a los 30 minutos cuando sustituye a Wilmar Barrios y le da paso a Luis Díaz, trata de componer el error primario, pero no lo logra y reitero porque la actitud del equipo fue muy pobre. Quien dijo que
James era intocable, quien dijo que Colombia juega con tres volantes
de marca, quien dijo que Cuadrado puede jugar igual en la Juventus que en la Selección, hay que romper esas verdades absolutas y pensar en otros jugadores sin enloquecerse, pero los técnicos se conocen cuando hacen cambios para corregir y esos cambios dan resultados.

Ahora lo que el técnico si no puede corregir es que jugadores con recorridos en Europa, campeones en varias ligas, terminen entregando balones de manera inocente casi colegial en sectores de alto compromiso y cuando el equipo va saliendo, eso siempre terminará en gol. ¿Y qué pensamos?, Que Uruguay venía pensando en el calor, en la humedad y en todos esos factores de los que se habla en la previa, pero donde nadie puede conocer la verdad de un partido que no se ha jugado. Ni el más pesimista esperaba ese marcador, hasta el maestro Tabares técnico de Uruguay lo dijo: “queríamos ganar, pero es un triunfo histórico y nunca me lo imaginé”.

Los 3 goles no se pueden magnificar y decir que ya estamos eliminados, sencillamente hay que mirarse a la cara en el interior del camerino, decirse las verdades, reconocer los errores y hoy buscar contra los ecuatorianos ganar el partido para volver a la sintonía de un buen fútbol, porque Colombia tiene jugadores para jugar bien y una mala tarde la tiene cualquiera. También tiene que quedar claro que nos pegamos un tiro en el pie, con el cuento de la hora del partido y la humedad en Barranquilla, que si hay que tocar jugadores de la selección, hay que tocarlos, cuando no se está bien, porque como humanos no siempre vamos a estar bien y si se citan 24 jugadores es porque cualquiera de esos 24 está en capacidad de jugar, porque no tendría sentido citar 24 jugadores para solo contar con 13. Prefiero la derrota con Uruguay en la tercera fecha y no cuando queden 6 o 9 puntos por jugar y ya dependamos de otros resultados. Vamos Colombia, esto apenas empieza.

Contenido Relacionado