BIOENERGY, ¿OTRA CCV?

La tramoya en la Cámara de Comercio

Ayer fue la Cámara de Comercio. Hoy Bioenergy. Una filial de Ecopetrol, dividida en dos empresas: Bioenergy S.A.S. y Bioenergy Zona Franca. Argumentando su estado de iliquidez solicitaron a la Superintendencia de Sociedades un proceso de liquidación judicial el 17 de junio pasado, y 7 días más tarde atendieron su petición nombrando liquidador.  

Si en la CCV se dieron los primeros pasos hacia la corrupción durante la construcción del edificio de su sede, y en Reficar el escándalo se disparó con los millonarios sobrecostos en el montaje de la refinería, en Bioenergy ocurrió lo propio, con la firma española que inició la construcción de la planta de etanol en Puerto López en 2010, y en donde se produciría el 25% del alcohol carburante que se adicionaría a la gasolina consumida en el país.  

El incumplimiento del desarrollo del proyecto produjo la contratación de una nueva compañía para terminar la planta, después de un presupuesto adicional cercano a los 500 millones de dólares, con respecto al proyectado. No se conocen los resultados de estas investigaciones por parte de la Contraloría General de la República.  

Se robaban hasta la caliza para los suelos ácidos del llano y la siembra de la caña de azúcar. Los balances de los 3 últimos años, sin contar el 2019, arrojan cifras negativas en la utilidad neta.  

Es decir, un proyecto que seguramente tendría estudios de factibilidad sorprendentes, unos análisis de inversión sobre decisiones bajo incertidumbre y riesgos, ya tan enriquecidas con modelos matemáticos y computacionales, fracasó.  

Durante los 4 años que trabajó la planta, nunca hubo excedentes. Qué pasó? Y aterra que hasta ahora, en medio de las acusaciones de mala administración, endeudamiento continuo, aprovechamiento político, 750 empleados, sindicato poderoso etc.., nadie haya denunciado de manera pública, lo que venía aconteciendo con una empresa de tamaña importancia para el desarrollo regional y nacional, y generadora de tanto empleo directo e indirecto. 

 Desde luego, como muchos otros proyectos víctimas de la mediocridad, complicidad y decaimiento de los valores corporativos, éticos y morales, merece ser rescatado, liquidador 

Contenido Relacionado