Elefantes blancos, memoria y corrupción

Elefantes blancos, memoria y corrupción

Por: Henry Ramírez Soler

El Parque de Memoria de El Castillo, habría podido ser una bonita oportunidad para la Reconciliación y dignificación de la víctimas de este municipio, pero terminó siendo un lugar de revictimización.

 Con cinco años de retraso, el pasado 14 de octubre, Felipe Córdoba Larrarte, Contralor General de la República y Juan Guillermo Zuluaga, Gobernador del Meta, realizaron el acto protocolario de la Obra Inconclusa. Un acto en el que se le negó la participación y la voz a las de las víctimas de este municipio, solo contó con la participación del Alcalde, y algunos miembros de su administración, oficializó la corrupción y el pésimo ejercicio de memoria que esta gobernación y las anteriores han realizado.

Pese a que la obra no está terminada y sigue inmersa en un mar de corrupción fue oficialmente entregada, a pesar que el Comité de Memoria y Veeduría a los proceso de reparación del El Castillo, solicitara al Contralor a través de una carta, no entregar este elefante blanco, en esta misiva le pedían:

1. Suspender los actos administrativos y protocolarios para la entrega del parque de memoria al municipio.

2. Iniciar una investigación por parte de la Contraloría General de la Nación al contrato 023 de 2015, revisando las cantidades y calidades de obra del parque, los costos y sobrecostos que generó el incumplimiento de este contrato.

3. Investigar al contratista consorcio Moriah por los siguientes hechos: a. Uso de materiales de mala calidad b. Deudas con subcontratistas y proveedores, a quienes hasta la fecha no se les ha pagado. c. Contratos de trabajo irregulares o por fuera de la ley para sus trabajadores. d. El no cumplimiento de su responsabilidad contractual con trabajadores del parque que no estaban asegurados, ni contaban con los elementos de seguridad y que sufrieron accidentes de trabajo.

El Comité de Memoria, está conformado por las organizaciones de víctimas, comunales, eclesiales y campesinas, quienes afirman en su carta que este parque está lejos de ser la interpretación de los anhelos y aspiraciones de las victimas del municipio para ser reparadas simbólicamente como lo contempla la ley 1448, y aún más se sienten Estafadas. Este Parque quedará en la memoria como otro elefante Blanco que agredió a las víctimas y gozará de la impunida

Contenido Relacionado