¿Es recomendable aumentar el salario mínimo a mitad de año?

¿De derecha o de izquierda?

 Por: NICK ISRAEL

Aunque es impopular mi tesis la respuesta es un no absoluto debido a que el remedio sería peor que la enfermedad y yo voy a decir el porqué.

Las centrales obreras están discutiendo de forma interna sobre solicitar a mitad de año al gobierno nacional el aumento del salario mínimo y lo piensan hacer con muchos argumentos muy validos tales como: a) la variación anual del costo de vida en Colombia lleva 12 meses al alza y alcanzó en abril el 9,23 %, dos puntos porcentuales por encima del registro 2020-2021, b) la inflación está en su nivel más alto de los últimos 21 años y ya se comió el aumento al salario mínimo de este año, c) las perspectivas para el futuro inmediato se ven muy oscuras debido a los coletazos de la pandemia y la guerra en Ucrania y d) según el DANE el precio de la comida ha tenido un aumento vertiginoso, tanto es así que el índice “empanada” subió un 25% en las ciudades colombianas.

¿Pero qué sucede con el salario mínimo? Es un índice transversal. Tan pronto anuncian un aumento, digamos un 7%, un segundo después todo en el país sube a este mismo 7% o más: transporte, gasolina, peajes, comida, arriendos, educación etc.… es decir todos los bienes y servicios del país suben automáticamente y como hay más dinero que circula en la economía la presión inflacionaria se dispara y entramos en el circulo vicioso de la devaluación a gran escala y los que más sufrirán serían las mismas personas que las centrales obreras dicen defender el bienestar.

Que miren que pasó con Zimbabue y Venezuela y entenderán el porqué de mi no.   

Contenido Relacionado