La madre para…

¿De qué te hablamos viejo?

La madre para quienes subestiman el trabajo del hogar asociándolo a que las mujeres no hacemos nada en la casa. La madre para quienes no han entendido que sin una cuidadora no podemos vivir, al menos en los primeros años de nuestra vida.

La madre para la ligereza de los gobiernos que no quieren generar alternativas para reconocer, redistribuir y remunerar el trabajo disfrazado de sacrificio que tienen muchas mujeres a lo largo de su vida condenadas a invertir entre cinco a ocho horas diarias en trabajos en casa no pagos, tiempo que podrían utilizar en su autocuidado. La madre para un sistema que condena a miles de millones de mujeres a estar en casa (como una cuarentena permanente), sin tener la posibilidad de una autonomía económica. La madre para quienes son cómplices de los falsos positivos y han hecho que por muchos años cientos de madres estén muertas en vida en una lucha sin descanso por buscar a sus hijos.

La madre para los padres que no tienen corresponsabilidad en la crianza de sus hijos como si solo fueran donadores de esperma.

Utilizo la expresión “la madre” como frase popular para reflejar mi descontento con lo que llamamos “Celebración del Día de la Madre”, que no es otra cosa que un saludo a la bandera; si no hay acciones de fondo que mejoren las condiciones de quienes han levantado a este país con su esfuerzo, las cuales siguen en la primera línea en todas las pandemias permanentes de nuestra sociedad -La violencia hacia ellas, las brechas en desigualdad laboral, el acoso sexual y laboral-.

Muy bonitos los regalos, llamadas, abrazos y la infaltable foto en redes sociales con ellas como reconocimiento a su lucha por sacar adelante la mano de obra que mueve la economía del país (cada uno de nosotros), pero el reconocimiento se debe hacer a diario, redistribuyendo las tareas del hogar, reconociendo económicamente su labor, exigiendo a los gobernantes de turno que dejen sus discursos en campaña y materialicen las propuestas en acciones con presupuesto en sus planes de desarrollo para reivindicar este sistema del cuidado que tiene a su cargo a los adultos mayores, la población con discapacidad y las futuras generaciones

Contenido Relacionado