La selección sacude al país

¿Quién protesta por los niños?

Pareciera exagerado pero no lo es. Cuando juega la selección, se paraliza el país. Si gana, lo desborda la alegría y el jolgorio, pero cuando pierde por goleada, se siente un halo similar a un cataclismo. Los colombianos nos hemos vuelto bipolares en cuestiones del equipo de fútbol que nos
representa ante el mundo entero. Es el único que, sin duda alguna, une a toda Colombia, aunque también la vuelve pedazos si pierde por marcadores abultados, y es el momento en que millones de
compatriotas se convierten en críticos implacables del director técnico y los jugadores.

Vamos por partes. Las dos goleadas sucesivas recibidas, sobre todo la última con Ecuador, se convirtió como en una tragedia nunca vista, y no lo es. Basta recordar el 7 a 1, de Alemania a Brasil en pleno mundial del 2018, o la de España a Alemania días pasados en la copa de naciones 6 a 0.

Debemos aprender cómo en el fútbol, todo equipo puede golear o ser goleado. No ha sido solo el equipo de Queiroz víctima de tal revés. Y también como todos los entrenadores, se ha equivocado y se equivocará.

Pero es un buen director técnico, respaldado con una hoja de vida respetada en el mundo. El año pasado sacó a la selección invicta en la Copa América. Un desempate por penaltis con Chile en cuartos, la eliminó del torneo. De 18 partidos dirigiendo el equipo hasta hoy, ganó 9, empató 4 y perdió 5, incluyendo los 2 últimos tan anormales, y cuya responsabilidad al no preveer la altura de Quito, debe compartirse con los directivos, quienes no facilitaron escala debida en Bogotá o procedimientos para amortiguar la altura. Además los jugadores faltos de fútbol y amor y sacrificio por la camiseta en medio del ahogo, no supieron dosificarse a pesar de su enorme experiencia.

Si alguien debe irse, no es Queiroz. Son los directivos investigados y corruptos, más preocupados por sus negocios y prebendas que por la marcha óptima de la selección que a todos los colombianos nos
afecta.

*Expresidente de la liga de fútbol del Meta.

Contenido Relacionado