La situación real de los venezolanos en Villavicencio.

¿Por qué se debe prohibir el aborto en Colombia?

Yo tuve acceso a dos estudios serios e independientes: uno llamado “Proyecto Migración Venezolana” que analiza el movimiento migratorio de los venezolanos en Colombia en general y otro estudio hecho por la doctora Alexandra Rodríguez de “Llanovencol”, la Asociación de Venezolanos en los Llanos Orientales de Colombia. Yo quedé pasmado por la realidad tan cruda y tan cruel y yo creo que hay que tomar medidas urgentes.

Miramos las cifras. Migración Colombia dice que hay 1’174.743 venezolanos “legales” en Colombia haciendo la salvedad que la cifra real puede ser de 3 a 4 veces más – lo sabrá Mandraque – debido
a la porosidad de más de 2000 kilómetros de frontera terrestre. De esos el 69% no tiene ningún
papel o permiso para trabajar, aunque están trabajando sin ningún tipo de contrato siendo el 58% en comercio informal, 18% en servicios generales y 11% en prostitución. Dentro de este segmento el 50% tiene un ingreso mensual inferior a 400.000 pesos, el 37% entre 400.000 y 900.000 pesos con un promedio laboral de 12 horas al día.

Por su parte “Llanovencol” dice que hasta abril del 2019 (fecha de la presentación de su estudio)
había 13.646 venezolano en Villavicencio, haciendo la salvedad también que son muchísimos más y si miramos la progresión aritmética de Migración Colombia podemos fácilmente deducir que la cifra
real supera las 35.000 almas y las estadísticas de ambos estudios sobre maternas, problemas de
salud, desempleo, desnutrición y escolaridad se asemejan bastante. Pero lo más importante es que el 37% (más o menos 1’000.000 de venezolanos en Colombia) dice que no regresara nunca más a
Venezuela. Y eso es algo serio.

En 1990 cuando se cayó el muro de Berlín, 17 millones de alemanes del este comunista cruzaron la frontera muertos de hambre y de frío hacia la Alemania capitalista en 48 horas, el canciller de esta época Helmut Kohl tuvo que tomar una decisión política y económica inmediata para alimentar y alojar a toda esta gente mientras el mundo entero miraba con asombro. No voy a comparar la capacidad de la Alemania federal con Colombia, pero sí debemos recordar que hace 30 años cuando la guerra y el hambre arreciaban en Colombia, 6 millones de colombianos se fueron para Venezuela y los recibieron. Creo que hay una deuda histórica.

Contenido Relacionado