La tríada

¿Quién protesta por los niños?

En agosto de 2018 se inició una alianza entre las 3 mejores universidades privadas clasificadas en el ranking de América Latina: la Pontificia Universidad Católica de Chile, el Instituto Tecnológico de Monterrey, México, y la Universidad de los Andes. Confluye su propósito en actuar de manera conjunta para multiplicar su capacidad de transformación e innovación, enfrentar los enormes retos de la región bajo la premisa de que la educación y el compromiso con el conocimiento son “la única salida para superar las brechas sociales, la polarización política y la desconfianza generalizada “.

En desarrollo de sus propósitos, y durante los dos años transcurridos, La
Tríada logró poner en marcha 55 proyectos conjuntos en áreas como la innovación educativa, industrias creativas, salud, ciudades sostenibles,
combate a la corrupción, nanotecnología, biotecnología, agua, alimentación e impacto ambiental. Es importante resaltar que durante la pandemia se han incrementado los proyectos en 30%, con diseños y producción de ventiladores y equipos de protección personal, investigación en pruebas de detección, producción de reactivos para las muestras, laboratorios para
detectar contagios y estudios de trazabilidad, así como plataformas de filantropía.

También en plena crisis, las universidades de La Tríada se reunieron con 6 instituciones de educación superior de Perú, Argentina y España, con quienes compartieron iniciativas frente a la pandemia.

En cuanto a los programas de innovación educativa, se adelantaron entre otros, y de manera gratuita, intercambios de profesores y 70 cursos y 9 programas especializados con cerca de 16 mil inscritos. En investigación se hicieron más de 80 publicaciones conjuntas en diferentes áreas de estudio como la salud, ingeniería y tecnología, artes y ciencias sociales. Ojalá las
universidades de nuestro medio tuvieran una visión más amplia y tomaran contacto efectivo con La Tríada, para participar en tantos proyectos
de interés y alto nivel y transcendencia requeridos por la región, aprovechando la calidad y reconocimiento de las universidades que los dirigen.

Contenido Relacionado