Memoria, llanto e indignación

Memoria, llanto e indignación

Por: Henry Ramírez Soler

Para algunos la expresión “nos están matando”, es exagerada, pero con profundo dolor e indignación, seguimos llorando el asesinato de líderes y lideresas, niños, niñas, jóvenes y mujeres que han optado por defender la vida y los territorios.   Esta semana asesinaron a Luz Marina Arteaga, médica, lideresa social; Breiner Cucuñame, niño indígena Nasa, cuidador de la tierra y Mario Palomino, joven profesor de agricultura. Cientos de ellos y ellas, masacrados en distintos rincones de nuestro país, les han segado su vida, pero su legado queda sembrado. Quienes asesinan nos quieren arrebatar la esperanza, pero hoy más que nunca les decimos que nuestra respuesta será el amor que libera y transforma.

En la mañana del día 17 de enero de 2022 fue hallado el cuerpo sin vida de la médica, lideresa campesina, defensora de derechos y reclamante de tierras del proceso de Matarratón y El Porvenir en Puerto Gaitán (Meta) Luz Marina Arteaga. Su cuerpo fue encontrado a orillas del río Meta, en la vía de la vereda La Esmeralda aproximadamente a ocho kilómetros del casco urbano de la cabecera municipal de Orocué, Casanare.

Había desaparecido desde el pasado miércoles 12 de enero. Luz Marina, defensora de derechos y las organizaciones acompañantes habían solicitado insistentemente a la Unidad Nacional de Protección –UNP- la asignación de medidas de protección acordes a su situación de seguridad y condición económica debido al riesgo inminente por liderar procesos de Derechos Humanos y de tierras con las comunidades en Puerto Gaitán, Meta, del caso emblemático de El Porvenir.

Este crimen ha consternado a muchas personas y organizaciones nacionales e internacionales, la Embajada de Noruega y la Embajada de España,  se expresaron frente a este crimen, a su vez fue denunciado ante  Consejo de Seguridad de la ONU en New York, pero ni el Fiscal General, ni el Presidente Iván Duque han expresado una sola palabra frente a estos crímenes.

Durante la semana pasada se realizaron velatones, homenajes y eucaristías, en Yopal, Bogotá, Medellín, Jersey City, donde el sector de la salud, organizaciones sociales, defensoras de derechos humanos y comunidades eclesiales expresaron su dolor.

Cada vez, es más evidente y cínica la actitud de este gobierno frente al asesinato de líderes y lideresas sociales. Ya que hasta el momento ellos no se han pronunciado.

Contenido Relacionado