No abstención

No abstención

Por: Néstor Restrepo Roldán

Vivimos un preocupante e intenso motivo difícil que a todos nos corresponde definir para continuar en la brega política, creada para administrar nuestra convivencia y nuestro porvenir.

Es dura la ocasión pero nos corresponde a todos definirla, nadie más podrá hacerlo. Definitivamente, lo que más ha venido afectando a la democracia, es el abstencionismo que, al no ser una postura política, lo convierte en una demostración de apatía, de desgano, de desinterés.

El no quitarse la pijama ese día y no salir a ejercer el deber y el derecho de sufragar, está demostrando una indiferencia total para con el país, para con la patria.

Somos 39’002.239 electores y más de 17’855.951 se abstienen de votar. De acuerdo con las encuestas, los dos candidatos existentes están muy cerca en sus cifras y esto hace obligatorio que todos nos interesemos en ayudar a definir el proceso de la mejor manera posible, basados en la equidad democrática.

Desde 1997, el Gobierno Nacional con la Ley 403, invita a reducir la abstención, estableciendo estímulos para los sufragantes y nuevos estímulos aparecen también en la Ley 815 de 2003.

No dejemos que nos gane la indiferencia, recordemos: “Nos duelen los actos de la gente mala, pero duele más la indiferencia de la gente buena”. Pensemos en la responsabilidad que tenemos ante las necesidades de salud, educación, vivienda y justicia, mediante voto libre y consciente.

Colombia somos todos y todos tenemos que luchar por ella. No dejemos que la abstención nos derrote.

Contenido Relacionado