Paz total, paz completa, el camino de los diálogos regionales

Paz total, paz completa, el camino de los diálogos regionales

Por: Henry Ramírez Soler 


Colombia continúa convulsionada a causa de los asesinatos de líderes y lideresas sociales, de policías que siguen cayendo en medio de emboscadas  desarrolladas en distintos territorios. Asesinatos y masacres que están íntimamente ligadas a los conflictos socio ambientales, al control sobre los recursos naturales, a la minería, al  control de las tierras fértiles para desarrollar los agronegocios, al agua o el control de la ruta de economías ilícitas. 

Las crisis humanitarias que sufren estos territorios a causa de los intereses de los grandes capitales, sostenido por un modelo económico basado en el extractivismo para garantizar la realización de las ambiciones desmedidas del poder han de ser afrontadas de manera integral.

Estos conflictos tienen expresiones regionales de destrucción, con afectaciones sicosociales sobre las víctimas y con territorios devastados, que ven sus economías quebradas, impactadas por años de abandono y desolación son el escenario sobre el cual el actual gobierno quiere implementar su política de paz total.

Con el ánimo de enfrentar estas situaciones de la violencia,  el  gobierno ha presentado el  Proyecto de Ley  “Por medio del cual se modifica, adiciona y prorroga la Ley 418 de 1997, se define la política de paz de Estado, ”.

“Esta Ley tiene como objeto definir la política de paz de Estado. Para ello, adiciona, “por la cual se consagran unos instrumentos para la búsqueda de la convivencia, la eficacia de la justicia y se dictan otras disposiciones”, crea el servicio social para la paz, y el fondo para la paz, entre otras disposiciones.”

Entre otras disposiciones  esta Ley  promoverá la creación de regiones de paz,  donde se desarrollarán los diálogos  tendientes a afrontar las distintas expresiones de violencia coordinadas por un comisionado regional de paz que  permitirá  que  el Estado garantice la seguridad humana para la construcción de la paz total. Para ello, promoverá respuestas centradas en las personas y las comunidades, de carácter exhaustivo y adaptadas a cada contexto, orientadas a la prevención y que refuercen la protección de todas las personas y todas las comunidades.

De esta manera  el gobierno pretende afrontar de manera integral  no solo el proceso de diálogo con el ELN, sino  con el Estado Mayor de las FARC, con la segunda Marquetalia y con los distintos grupos multicrimen.

Contenido Relacionado