Posibilidad Científica De La Inmortalidad

Posibilidad Científica De La Inmortalidad

Por:  Germán Vargas Morales

 Uno de los problemas que agobia a lo más íntimo del ser humano es detenerse a pensar en el final de su existencia.

En la “inevitable” muerte. Según las estadísticas, la vejez mata a muchas más personas que el conjunto de otros factores que conducen a ese final. Más del 70% de las muertes son responsabilidad del envejecimiento.

 Sin embargo, solo a través de las últimas décadas, y ante el advenimiento de la tecnología digital, el big data, inteligencia artificial etc, el mundo ha empezado a avanzar en el tratamiento de la vejez bajo la óptica de que se trata de una enfermedad, y como tal es un problema médico y además reparable. Quienes están a la cabeza de esas investigaciones deberían ser los países con mayor número de habitantes, como China o la India. No lo están. Lideran EEUU, Reino Unido, Canadá y Australia. Sigue Alemania, Rusia e Israel.

 En el libro “La Muerte de la Muerte”, escrito por los científicos Luís Cordeiro del MIT y David Wood de Cambridge University, quienes llevan años estudiando el tema y sus avances científicos, con los que de manera directa investigan el control y el revertimiento del envejecimiento, explican con información sencilla, no técnica, a fin de divulgar aspectos tan desconocidos, que también generan discusiones de orden ético.

Mencionan investigaciones en las cuales se ha logrado, por ejemplo, en España, que ratones vivan un 40% más. Y premios científicos que han extendido la vida de estos animales hasta el equivalente de 100 años humanos.

Estos roedores viven de 1 a 3 años, y su genoma es muy parecido al humano. “Se estima que compartimos el 90% del genoma con los ratones”.

George Church, uno de los pioneros que desarrollaron la secuencia del genoma humano y precursor de la biología sintética, dijo : “ veremos la primera prueba de reversión del envejecimiento en ensayos con perros en un año o dos. Si funciona, las pruebas en humanos están a dos años de comenzar y a ocho años de terminar.

Una vez contemos con unos pocos ensayos exitosos se entrará en un ciclo de retroalimentación positiva.” Los autores del libro agregan que esperan ver la muerte de la muerte en 2045.

Contenido Relacionado