Que el altruismo reemplace al egoísmo

Que el altruismo reemplace al egoísmo

Por:  Néstor Restrepo Roldan

En el libro “La economía de la vida”, su autor Jaques Attali, lanza una advertencia ante la evolución incierta de la crisis sanitaria que azota al planeta; un momento de horror, al cual, parece habernos resignado sin preocuparnos por sus consecuencias hacia el futuro.

 Una sociedad positiva, que es a la que debemos aspirar, debe contar con un concepto fundamental como lo es el altruismo, es decir, ocuparnos del bienestar de todos, incluso de las generaciones futuras.

Los gobiernos fingen que todo va bien y no se quiere ver la realidad. Tanto en la vida privada como en la pública, solo se puede avanzar, aceptando y reconociendo los propios errores, íntimamente y ante los demás.

En la democracia, son malos los que mienten.

 La prioridad es, reorientar la economía hacia los sectores de la economía de la vida, como son: la salud, la educación, la digitalización, la agricultura, la libertad, la democracia, las energías limpias y la alimentación sana.

Una sociedad no tiene futuro cuando la gente piensa que lo único que importa es el interés propio, olvidando el de los demás.

Lo que vemos en las redes sociales, es egoísmo general. No podemos olvidar que las generaciones futuras llegarán en un abrir y cerrar de ojos.

Son ellas las que van a trabajar, pagar nuestras jubilaciones, crear la sociedad tecnológica. Todos necesitamos de ellas. Nos obliga la situación actual a que el altruismo reemplace al egoísmo y privilegie una conciencia ecológica, entre otros valores colectivos.

Contenido Relacionado