R.P.M.

(La) Uribe

Así se llamaba el noticiero de mi buen amigo Rogelio Gómez, pero para mis propósitos tiene otro significado: siguiendo al analista Richard Hass, sería el nuevo indicador en los estudios de Historia, Revoluciones Por Minuto, como en los catálogos de mecanismos con rotor, que nos ilustraría la velocidad con la cual se suceden los acontecimientos de la humanidad.

La historia se está acelerando y los sucesos que son determinadores de los grandes cambios se precipitan uno tras otro, con inusitada rapidez. Esto último es cierto: las edades o épocas de la Historia están marcadas por hitos que en el tiempo estuvieron distanciados por lapsos de miles de años, luego por cientos de años y hoy por uno o dos siglos o unos pocos decenios.

Es procedente en términos de la ciencia histórica, hablar de la complejidad para la comprensión de los hechos que nos tienen a la expectativa; me refiero a lo simultáneo más que a lo secuencial, es decir, a lo que está sucediendo al mismo tiempo y que nos afecta a todos a la vez. Una revolución científica era seguida por una revolución técnica que antecedía a una revolución social con intermedios que se fueron reduciendo hasta el punto de ser nosotros mismos protagonistas y testigos de lo que acontece.

 Por allá en el siglo XVIII tal vez, Hegel intuía que “algo está sucediendo”: era el advenimiento de la modernidad, y un comerciante de Konisberg, se decía para sí: “algo pasó en Francia… hoy mi amigo -E. Kant- no ha venido”; claro, había estallado la Revolución Francesa. El espíritu del tiempo solamente era percibido por los pensadores y en ciertos lugares, pero hoy las cosas son de otra manera: La teoría de la convergencia nos estaría indicando que como los “agujeros negros” en el universo, los acontecimientos actuales están coincidiendo en el ingreso a un túnel cuya salida es incierta; la crisis de Occidente está ahí en forma de huracán, arrasando con todo lo “construido” y en el vórtice el coronavirus. Esta vez, sin guerras ni revoluciones, “algo está sucediendo”. Acaso, desde la dialéctica, ¿No será un salto cualitativo

Contenido Relacionado