Reconocimiento

Reconocimiento

En estas épocas de pandemia donde por momentos todo se ve gris y el sol se nos esconde, el corazón palpita con miedo y el bolsillo cada día tiene más fondo, fue gratificante ver la cara o mejor los ojos de los deportistas del Meta que llevaban 8 meses de incertidumbre sin poder entrenar de manera adecuada, sin poder producir y en sus casas la escasez acosando y algunos que ya tienen familia propia, empiezan a pensar que el retiro está más cerca de lo esperado.

El gobierno departamental y el Idermeta hicieron la tarea, lograron conseguir dineros del
Ministerio del Deporte y sumados a los mínimos recursos que tiene el departamento este año, se garantiza que los deportistas tengan los incentivos hasta el final del 2020.

Muchos de ellos se llenan de energía, porque ya no son una carga económica, ya ellos también pueden aportar en el hogar y como en toda economía si todos sumamos el bienestar es más grande y esa tranquilidad se ve reflejada en volver a entrenar con la camiseta inflada y recuperar la ilusión de que sí vale la pena ganar, porque ya por medallitas no hay deportistas en el mundo.


Ahora la tarea sigue siendo del Idermeta para lograr que los protocolos de bioseguridad de
aprueben y los deportistas puedan volver a los escenarios porque lo virtual puede ayudar en lo físico, pero la técnica y la estrategia es en el escenario con el técnico corrigiendo y acumulando trabajo para mantener la forma y la competencia.

Es hora, y así lo manifestó el gobernador Juan Guillermo Zuluaga, que el tiro del Meta tenga un escenario y no puede ser posible que una ciudad con tres fuerzas: Ejército, FAC y Policía Nal, que tienen polígono, no puedan acoger los deportistas del Meta que han logrado figuración nacional e internacional. La gestión se necesita urgente. Al Idermeta le corresponde a través de la subdirección deportiva lograr los escenarios, organizar los horarios y todos los protocolos para regresar a entrenamientos, esa tarea la están debiendo. PD. Las declaraciones del técnico Juan Carlos Osorio diciendo que el caso Lionel Messi es de farándula y que los periodistas nos prestamos para eso y que no nos importa lo que pasa en Colombia, pero si vivimos pendientes de lo que pasa en el exterior, es otra de sus salidas en falso de un técnico soberbio que cree que sus méritos le permiten descalificar a los demás. Fui testigo de una conversación donde Osorio hablaba mal de los
técnicos colombianos, por eso no se me hace extraño que ahora su blanco seamos los periodistas que tenemos la obligación de informar y opinar. Por esas actitudes no ha llegado a la selección Colombia.

Contenido Relacionado