¿Renta básica universal o reforma tributaria?

Crisis en la política de paz del Departamento.

La actual crisis económica mundial, agudizada por la pandemia del COVID19 ha revivido la discusión sobre la Renta Básica Universal, que sería como un pago cada cierto tiempo en efectivo, el cual se entregaría incondicionalmente a todas las personas de manera individual, con el fin de satisfacer un estándar de vida respetable de acuerdo con los parámetros culturales de cada sociedad que pretenda aplicar dicha medida.

¿Esto sería posible en Colombia? En un país plagado de corrupción, con supuestamente múltiples subsidios a las clases más desfavorecidas, donde cada uno de estos programas está inmerso en un escándalo de malversación de fondos o donde se acusa a quienes los reciben de seres una parranda de flojos que viven a costa del Estado.

Muchas personas, especialmente mujeres, se ven sumidas en la pobreza y la marginación, no porque sean perezosas o no les gusta trabajar sino porque las condiciones socioeconómicas los han llevado a estos niveles de marginación.

Los niveles de pobreza en Colombia han crecido durante la pandemia, así el Gobierno quiera decir lo contrario. ¿La nueva reforma tributaria que el Gobierno ha presentado al Congreso y que ha denominado Agenda de transformación Social sostenible tiene que ver con la Renta Básica Universal? Pues no, la Agenda de Transformación Social, no es más ni menos que una reforma tributaria para ampliar el número de personas contribuyentes y como siempre los que más tienen, terminan pagando menos impuestos y recibiendo más beneficios. La Renta Básica ha sido considerada como un instrumento de justicia social, pues implica la promoción de una libertad real para todas las personas, en la medida que propicia los recursos materiales que los individuos necesitan para alcanzar sus objetivos y desarrollar su proyecto de vida .

En este sentido la reforma tributaria y el proyecto de Renta Básica también presentado al Congreso pueden tener lenguajes comunes, pero finalidades distintas. En la reforma tributaria no es otra cosa que seguir repartiendo el dinero entre los más ricos, la Renta Básica tiene como característica que es un pago en efectivo y no en especie (por ejemplo, en alimentos o servicios), lo cual permite a quienes lo reciben decidir de forma libre en qué gastarlo.

Contenido Relacionado