Una semana por la paz, de mucha conflictividad social.

El Estado colombiano y el Comité sobre desaparición forzada

Lo acontecido en el marco de la 33 edición de la Semana Nacional por la paz, nos evidencia que la paz no es solamente un asunto de actores armados ilegales que agreden a la población, sino que también hay un problema real al interior de las fuerzas armadas y de policía,  el caso de Javier Ordóñez, como el de Stiven Castaño, asesinados por miembros de la fuerza pública, y  tantos otros, que durante  los últimos años  han sido asesinados por miembros del Ejército o la Policía, evidencia que algo no está bien.

Los acciones de hecho que cientos de personas realizaron frente a los CAI, en Bogotá, manifiesta lo peligrosas que pueden ser las expresiones  del gobernador del Meta cuando invita a echarle el carro encima a un posible delincuente, tomar la justicia por las propias manos es un ejercicio peligroso que nos puede llevar a un caos  de proporciones inimaginables.

Es necesario una profunda reforma a la justicia penal militar, así como devolver el carácter civil de la Policía, es decir,  que esta debe depender del Ministerio del Interior  y que su formación este encaminada a la protección de la ciudadanía.

Lo que sí es cierto, es que a mayor nivel de represión y acciones irregulares de la fuerza pública, mayores van a ser los niveles de respuesta de la protesta social,  El Gobierno y el Estado  no puede seguir utilizando la represión para evadir su responsabilidad frente al abuso de poder de las fuerzas del Orden; no se trata de algunas manzanas podridas, sino que estamos ante  un problema sistemático y por lo mismo, es necesario de crear unas fuerzas del orden para la paz y no para matar.

El abuso de poder, la ineficacia del Estado para proteger a los ciudadanos, la corrupción y el asesinato de líderes sociales, son expresiones de una violencia sistemática que genera mayores niveles de violencia. Responder de la misma manera puede ser comprensible, pero al final, toda violencia le sirve a regímenes autoritarios para mantenerse en el poder. Es necesario la expresión masiva de la sociedad para lograr los cambios necesarios que nos lleven a superar la conflictividad social.

Contenido Relacionado