Y seguimos con la ilusión intacta

Y terminamos

Dicen los abuelos de que “cada cual ve el vaso lleno, medio lleno o desocupado”. Con Colombia para mí, el vaso está lleno. Reinaldo Rueda recuperó la identidad de nuestro equipo, tocar, tener la pelota y nunca perder la fe. Potencializar jugadores sin depender de James y meternos en el “carrito” de los cinco que puedan llegar a Qatar.


Hace dos fechas estábamos vapuleados, eliminados y goleados, el fútbol es como la vida, unos días amaneces como una flor y otros días como un espino.


Más allá de la equivocación poniendo a Lerma (claro que si hubiera funcionado no decíamos eso) fue importante recomponer el equipo en un momento difícil, muestra fehaciente de que el técnico sabe qué jugadores tiene y cuándo hacerlos útiles. Y súmele que varios de los equipos suramericanos parece que quieren que Colombia vaya a Qatar, porque llevamos tres fechas recibiendo beneficios con otros resultados. Lo que pasó, pasó. Ahora viene la Copa América y pensando en ese evento y tomando como referente las dos últimas fechas de la eliminatoria es claro que los grandes candidatos son Brasil por su potencial y es local, Argentina porque dicen que Lionel Messi no ha ganado nada y esta puede ser su última Copa América, eso significa que los gauchos van a jugar potencializados.


En el segundo vagón está Ecuador, Colombia, Chile que siempre es copero, y la sorpresa que puede ser Uruguay y digo sorpresa porque varios jugadores han demostrado su desinterés por la Copa América. Llano Siete días tendrá cubrimiento permanente de la Copa y en ese orden de ideas vivirás en estas paginas todo lo que significa la emoción del torneo más antiguo del mundo.


Pasando a otro tema veo con preocupación que los eventos que organiza el IMDER se empiezan a caer en cada momento y me cuenta un pajarito que dentro del Instituto hay una división que perjudica a los deportistas, operadores y técnicos, y esa división se llama “la silla del director” y hablando de todo un poco el malestar que hay entorno a la Liga de fútbol del Meta que preside Camilo Rozo parece que genera un movimiento que busca su salida porque ya entró a la élite dirigencial, aquella que solo busca beneficios y donde importan poco los resultados. ¿será cierto? No pude averiguarlo porque en Barranquilla no conté ni con su saludo.


En Brasil hay una oportunidad, una ilusión y se llama Copa América. A eso vinimos.

Contenido Relacionado