Los ciudadanos están atemorizados por la falta de seguridad y vigilancia en algunas zonas de la capital del Meta.

La capital del Meta es conocida por su mixtura entre lo urbano y lo rural. Desde el piedemonte llanero de Villavicencio se puede observar la extensa llanura que recorre al departamento. Dentro de ella se encuentran todo tipo de paisajes naturales para admirar. Sin embargo, esta increíble riqueza se ve opacada por los casos de inseguridad que se reportan en la ciudad.

Le podría interesar : Fin de semana plagado de hurtos

Los ciudadanos están atemorizados por los recientes sucesos ocurridos en el último fin de semana. Tres asesinatos se registraron entre el sábado 10 y el domingo 11 de agosto en la capital del Meta. Por un lado están los casos de robos y por otro están los homicidios que generan una percepción de inseguridad muy alta en los villavicenses.

A pesar de las campañas policiales y de los operativos de control, los delincuentes siguen aprovechando los descuidos de los agentes para cometer sus fechorías. La violencia en la región se mantiene latente y en la ciudad de Villavicencio es frecuente encontrar casos como estos. Así mismo, en otros municipios como Granada, Acacías, Puerto López, La Macarena, Vista Hermosa, San Martín, Mapiripán, Cumaral y Puerto Rico se registran constantemente historias de asesinatos.

100 casos de homicidio se han reportado en el departamento del Meta entre enero y junio de 2019.

Según las estadísticas delictivas de la Policía Nacional entre enero y junio de 2019 se han reportado 100 homicidios en el departamento del Meta. De dicha cantidad, 41 casos corresponden a la ciudad de Villavicencio, siendo este el municipio con más asesinatos registrados en lo corrido del presente año. Esto pone en evidencia la alta incidencia delincuencial que se presenta en la capital metense y la falta de garantías de seguridad que tienen los villavicenses o turistas al momento de movilizarse por la urbe de la ‘Puerta al Llano’.

Los tres últimos asesinatos registrados en el mes de agosto volvieron a despertar esta preocupación. El primer caso tuvo lugar en la calle 37 C No. 21 A – 21 del barrio Industrial. Allí el ciudadano Yorman Esteban Albarracín García de 20 años recibió tres disparos en distintas partes del cuerpo. Fue llevado al hospital donde llegó sin vida. El segundo caso ocurrió a eso de las 7:30 pm en la carrera 37 con calle 39 del barrio La Salle, donde fue asesinado el joven Jhoan Sebastián Reina Pérez de 21 años con tres impactos de bala. Las autoridades del CTI ya están investigando estos dos casos.

Sin embargo, el terror no paró ahí. En la madrugada del 11 de agosto, a eso de las 5:20 am se reportó un tercer caso en la calle 25 con carrera 12 del barrio Maracos. Allí el joven José Alberto López Martínez de 16 años fue apuñalado a la altura del pecho. Tal parece que los delincuentes buscaban hurtarle sus pertenencias y lo hirieron de gravedad. La alcaldía de Villavicencio ofreció 10 millones de pesos como recompensa a quien entregue información sobre estos hechos. Mientras tanto las autoridades están intentando determinar la identidad de los homicidas, a través de las cámaras de seguridad que están instaladas en el sector.

Se dice que el joven era estudiante del colegio Abraham Lincoln y se dirigía en esos momentos a presentar las pruebas de Estado Saber 11. A pesar de los esfuerzos médicos, el muchacho falleció en el centro de salud del barrio El Recreo. Ante estos sucesos, la ciudadanía está a la expectativa de la reacción de la policía y de las estrategias de seguridad que deben plantear para atender esta emergencia de homicidios en la capital del Meta.