Redacción 

Llano 7 días 

 

Genaro Atahualpa, experimentado operador de las redes de distribución de agua, adscrito a la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV), anunció esta mañana que una vez recuperado el caudal de 1.000 litros de agua cruda proveniente del río Guatiquía a las subestaciones de Puente Abadía y Bavaria, más los 200 que aporta Fuentes Altas, de manera paulatina se han llenado las líneas de El Centro, Popular y La Esperanza, para el suministro respectivo a la ciudad.

«Fueron intensos los trabajos realizados para recuperar los seis equipos de las subestaciones, cuatro de los cuales están operando normalmente y los dos restantes quedan en reserva para cualquier posible eventualidad más adelante y con la recuperación de esos 1.000 litros del líquido, con los 200 de Fuentes Altas, se completan los 1.200 que se han manejado desde el inicio de la emergencia que afronta la ciudad», sostuvo.

Las motobombas están diseñadas para bombear agua exclusivamente, pero no barro, arena, residuos vegetales, ni material de arrastre, especialmente cuando se incrementan las lluvias y se elevan los índices de turbiedad, fenómeno que ocasiona graves afectaciones en los equipos y el desgaste acelerado en la estructura de los motores, llegando a quedar fuera de servicio, como ha sucedido en varias ocasiones, agregó.

Así como paulatinamente se está normalizando el suministro de agua a la ciudad, también se está cumpliendo con la asignación de los turnos respectivos, elaborados diariamente por el Comité de Emergencia de la EAAV.