Impulsada por el amor

Impulsada por el amor

Por las calles de Villavicencio es posible observar a María, quien cumple diariamente con sus labores como operaria de barrido. Tiene cuatro hijos de 25,24, 11 y 5 años, por quienes ha luchado y trabajado, con el fin de que nunca les falte nada.

Desde hace ocho años se desempeña en esta labor que le ha permitido llevar el sustento a casa y la ve como una bendición, pues logró ingresar a la empresa cuando se había quedado sin trabajo. María le teme al COVID-19 como la mayoría de los seres humanos, pues sabe que en las calles está expuesta al riesgo que busca minimizar con todos los elementos de protección.

La vida de María no ha sido fácil, llegó a Villavicencio desplazada de San José del Guaviare, donde tomó sus maletas y salió con la necesidad de salvaguardar la vida de su familia. Aunque en ese entonces todavía estaba con su esposo, años después llegó la separación y ella se convirtió en la cabeza del hogar.

Trabajar y estar pendiente de sus pequeños es una tarea complicada, pero ha contado con la fortuna de poder cumplir con las dos cosas y tener la ayuda de sus hijos mayores. Aseguró que la situación económica es una de las principales dificultades que ha tenido que afrontar, pues son muchos gastos los que se tienen. “Con esto de la pandemia las calles están más solas y ya uno no puede recibir el vaso de jugo o la bebida que le brindaban algunas personas, por precaución a lo que está ocurriendo”, relató María en diálogo con Llano7días.

 Cargo alcohol y desinfecta constantemente todos los elementos, además al llegar a casa cumple con todas las recomendaciones que han dado las autoridades de salud para disminuir el riesgo. “Desinfecto las botas y paso al lavadero para quitarme todo, bañarme y demás. A mi llegada me mantengo lejos de mis hijos”, expresó Castellanos. A pesar del temor que genera el coronavirus, María sabe que debe seguir cumpliendo con su trabajo, pues es la manera de obtener el sustento económico y cumplir con las demás obligaciones. Confía en que Dios le dará la fortaleza para continuar.

Contenido Relacionado