Sergio Guevara 
Periodista

Julieth Vanessa Esteban Gualdrón se convirtió en la primera mujer ganadora en la modalidad de contrapunteo del Torneo Internacional

 

Proveniente del departamento de Casanare, con tan solo 22 años y, para sorpresa de muchos, siendo mujer, Julieth Vanessa Esteban Gualdrón se coronó como la reina del contrapunteo llanero en el marco de la versión 51 del Torneo Internacional del Joropo ‘Miguel Ángel Martín’.

La joven llanera habló con Llano7días y contó cómo fue que vivió esta experiencia con la que había soñado durante una gran parte de su vida. Según ella, llegó en un momento difícil para ella y su familia, pero agradece que este sueño se pudiera cumplir para aliviar un poco su corazón llanero.

 

Mi deseo, después de abrir esta puerta, es que sigan abriéndose más oportunidades para la mujer, para que se demuestre que podemos competir y conseguir más y más logros”. Julieth Vanessa Esteban Gualdrón, Ganadora en modalidad Copleros

 

Vanessa aseguró que estuvo durante siete años detrás de la oportunidad de participar en el Torneo Internacional del Joropo, pero por edad, experiencia y hoja de vida, no había podido acceder a esto. Fue este año, la versión 51 de este festival, cuando toda la preparación de tantos años, surtió efecto y tuvo la oportunidad de participar.

“Me preparé de la mejor manera porque el Torneo no es cualquier festival, es el sueño y lo más grande que se espera obtener en esta disciplina”, aseguró esta joven, al confirmar que las trasnochadas y la investigación y preparación, valieron la pena, solo por el hecho de haber pisado esa tarima.

Por otro lado, Vanessa aseguró que fue un ambiente difícil porque allí se ven comentarios, indirectas e incluso consejos destructivos con un aire machista. Según ella, llegó a escuchar cosas como “debería estar en una cocina”, “ella no tiene nada qué hacer aquí”; “Me subestimaban por ser mujer”, afirmó la campeona.

Su familia, la misma que pasaba por un momento difícil, ya que quien la motivó, su padre, ingresó a una clínica en un grave estado de salud, al tiempo en que ella iniciaba en esta competencia, al punto de estar muy cerca de devolverse solo para estar con él; esa misma familia de la que ella asegura que recibió el ejemplo de darse valor como mujer y demostrar que es capaz de lograr lo que sea; ellos fueron su inspiración y los que la mantuvieron positiva para ganar la final el pasado sábado y coronarse como la mejor del Torneo.

Hoy sonríe y disfruta de su premio, junto a su padre, quien, según declaró Vanessa, está en un proceso de recuperación bastante satisfactorio y motivado al ver a su hija cumpliendo sus sueños a tan corta edad.

“Vengo de una familia humilde y sencilla, donde recibí el mejor ejemplo de igualdad, por eso quiero mostrar se necesita es apoyar a quien quiera incursionar en esta modalidad del joropo, niños o niñas, todos pueden conseguir lo que se propongan”, dijo Vanessa.

Lo último