Llevando felicidad a la gente

Llevando felicidad a la gente

Edwin Arley Patiño, un hombre de 33 años, es uno de los villavicenses que como muchos tuvo que reinventarse en esta cuarentena para poder seguir llevando lo que a él más le gusta, felicidad y tranquilidad a las personas.

Padre de dos hijos y con su esposa Sandy Chilatra tienen en una empresa de recreación YUPANQUI que han sacado adelante, debido la crisis sanitaria por la que se está atravesando actualmente debieron suspender sus labores como recreadores y buscar otra alternativa para seguir llevando felicidad a las personas.

Es así como nace Sopita de Vencedores, una obra social que se da a partir de ver la necesidad de que en su barrio Vencedores de Villavicencio las personas ya no tenían qué comer y muchas veces ni cómo vestirse. Todos los días Edwin alimenta a más de 400 familias que por la pandemia ya no pueden salir a trabajar con ayuda de su esposa que ha sido una pieza clave para el trabajo en equipo y liderazgo en todo este proceso.

Todos los días se levanta con su esposa a las 06:00 am para iniciar la preparación de la sopa y aunque ya lleva un mes en esta labor no ha sido un camino fácil, debido a que muchas veces las donaciones que recibe no son suficientes.

Aseguró que en algún momento la Gobernación los visitó, pero no recibieron la ayuda esperada, esta es una labor le tocó en un principio solo pero en el camino fue encontrando personas que lo han apoyado con diferentes donaciones. Pese a todo esto, nunca ha pensado en renunciar ya que afirma que cada vez que ve una sonrisa en el rostro de las personas que ayuda, sabe que todo el esfuerzo que ha hecho ha valido la pena.

Contenido Relacionado