Juan Fernando Alzate
Periodista

Polémica por la propuesta de la Alcaldía presentada la semana pasada

La propuesta de la Alcaldía de crear una empresa de servicios públicos mixta que se encargue del alumbrado público a partir del próximo año ha creado controversia.

El socio privado tendría que aportar alrededor de 52 mil millones de pesos para cambiar por luminarias LED las luces de sodio actuales.

Pero al proyecto ya le han puesto reparos. Uno de los críticos ha sido el concejal Felipe Harman, del Polo democrático, quien se mostró en desacuerdo con la creación de la empresa mixta por varias razones.Según Harman, en los soportes técnicos del proyecto de acuerdo está contemplada una amortización que le garantiza al socio privado el retorno de su inversión inicial en menos de siete años.

“Lo que no cuentan es que sobre la base de eso (inversión inicial) están garantizando la participación de 49 por ciento que tendría ese particular. No cuentan que están determinados periodos de amortización en los que, solo en el primer año, le devuelven alrededor de 6.100 millones de pesos al tipo (socio)”, dijo Harman.

Como ya había publicado Llano7 días el pasado sábado, la consultoría que la Alcaldía contrató calcula que en los próximos 20 años el alumbrado público en Villavicencio generará alrededor de 835 mil millones de
pesos.

Sin embargo, el concejal Harman aseguró que, con base en cálculos hechos por su equipo a partir del crecimiento promedio de los ingresos por alumbrado en los últimos años, desde el 2019 hasta el 2038 el alumbrado público de la ciudad generará alrededor de 1,3 billones de pesos.

De cualquier manera, ambas cifras están muy por encima de los 611 mil millones de pesos que el concejal ponente del proyecto, Carlos Julio Serrato, expuso en la sustentación de su ponencia ante la comisión administrativa el pasado miércoles.

Esta cifra la replicó públicamente el secretario privado de la Alcaldía, Jacobo Matus, y el concejal Felipe Harman cree que “están desinflando la proyección de ingresos” para “demostrar que torta es más pequeña de lo que parece”.

Otro de los reparos hechos por Harman tiene que ver con el precio de las luminarias LED, que reemplazarían a las luminarias de sodio actuales. El concejal del Polo dijo que en el plan de inversiones de la consultoría el costo por luminaria de 80 vatios es de más de un millón de pesos, con base en lo cual afirmó que no hubo estudio de mercado para esa consultoría.

“Nosotros con un estudio de mercado hecho para la concesión de Neiva encontramos que el precio real en el mercado de este tipo de faroles es de 768 mil pesos”, afirmó.

Finalmente, el concejal Harman propuso que el municipio se encargue del alumbrado público a través de una entidad descentralizada para que los ingresos entren a las arcas públicas. “A lo que vamos es que con un plan de inversiones acotado podemos garantizar las condiciones de flujo de caja para hacer esa misma modernización”, puntualizó.

Lo último