REDACCIÓN SIE7EDIAS
 

Algunos habitantes de Vegas del Guayuriba están inconformes con la entrega del salón comunal, que tuvo una gran inversión y que prometía un espacio adecuado

“Hicieron un salón donde solo caben 90 personas”, afirmó Jhon José Mazo, maestro de construcción y habitante de la vereda.
La obra se inauguró el pasado mes de abril con el fin de disponer de un espacio digno para los habitantes de las veredas Santa Rosa, Vegas del Guayuriba y demás sectores aledaños. Sin embargo, algunos han expresado su inconformidad por el tamaño, algunos daños y el dinero invertido.

El salón comunal es un proyecto esperado desde hace más de 10 años, se invirtieron 437.671.454 millones de pesos y se construyó como un polifuncional, donde se desarrollarían eventos culturares y se llevarían a cabo las reuniones de la Junta de Acción Comunal. El contratista fue el consorcio vereda Vegas del Guayuriba 2018.

“Una obra de 437 millones de pesos y la entregan sin servicio de agua, con gotera y no solo eso sino que esa obra no vale esa plata”, expresó Mazo.

Los espacios de esta obra son: auditorio, tarima, baterías sanitarias, camerinos, depósito para implementos, oficina y cocina.
Llano7días comprobó la existencia de las instalaciones. No obstante, se evidencia humedad y falta de agua en los baños.
Ante esto, el director técnico de obras civiles y el supervisor de la obra, Andrés Soler dijo a Llano7días que “no es que fueran deficiencias constructivas”, pues “el viento lleva las hojas de los árboles aledaños a la cubierta taponando la vigacanal y las bajantes(…) lo que ha representado unas humedades y unas goteras”.

De igual forma, aclaró que ya se realizaron las labores de mantenimiento. Con respecto al tamaño y costo de la obra, el director indicó que la construcción fue un convenio que se realizó con Ecopetrol, donde la empresa aportó 298.894.990 millones de pesos y la alcaldía el restante. De igual forma, la petrolera estableció el diseño. ”Lo que el municipio adelantó fue gestionar la licencia de construcción con la curaduría, porque Ecopetrol aportó los diseños”, además, también se encargaron de establecer los precios que dicta el municipio, con respecto a los materiales a utilizar en la obra.

“Ecopetrol ha venido realizando la construcción de estos polifuncionales en otros lugares (…) que son una especie de salón comunal, un pequeño auditorio, que cuenta con oficinas, baños, una cocineta y un espacio de bodegaje”, señaló Soler.
Según el director, el proyecto fue socializado con la comunidad, pero al parecer este generó expectativas más altas en la población, lo que pudo haber confundido la percepción del tamaño real de la obra (175 metros).

La construcción está adaptada para más de 60 personas, pero para algunas personas no es lo suficiente ni lo esperado, ya que “la lista de la Junta de Acción Comunal cuenta 120, solo los afiliados”, según Cristina Restrepo, habitante de la vereda.
Entretanto, el director detalló que los 437 millones de pesos fue el valor inicial, pues al final se logró invertir 399.688.380 de pesos.
Jhon Mazo se dio a la tarea de socializar el valor estimado de esta obra con ingenieros y encontró que el polifuncional no pudo haber costado más de 160 millones de pesos. “La plata que se gastaron no da para esa obra”, señaló.

En conclusión, lo que sucede en Vegas del Guayuriba es que algunos de sus habitantes están inconformes con la construcción, la cual no se adecuó lo suficiente para realizar reuniones como las de la Junta de Acción Comunal. Además, de los problemas de agua y el costo que representó. Frente a ello, la Alcaldía señaló que se basaron en los precios que establece el municipio y el diseño de Ecopetrol.