REDACCIÓN SIE7EDIAS
 

En el departamento del Vichada se ha puesto prioridad a este tema y se está supervisando por parte del Ica

Con el fin de descartar la presencia de enfermedades de control oficial en las aves como Newcastle, mantener la sanidad aviar y la producción en aves de traspatio, el ICA realizó una brigada de toma de muestras, en la vereda Caño Negro, del municipio de Puerto Carreño, departamento de Vichada.

Durante la actividad, los funcionarios del Instituto realizaron las actividades en predios con aves de traspatio, así como alrededor de los humedales y en aves de combate.

La enfermedad de Newcastle afecta a las aves de corral, la cual es altamente contagiosa y puede causar hasta el 100% de la mortalidad de los animales.

Esta enfermedad presenta los siguientes signos clínicos:

Signos respiratorios: jadeo, tos, estornudos y ruidos al respirar

Signos nerviosos: tembladera, parálisis de las alas y las patas, cuello torcido, desplazamiento en círculos, espasmos y parálisis

Signos digestivos: diarrea Puede haber una interrupción parcial o completa de la producción de huevos. Los huevos pueden presentar anomalías de color, forma o superficie, y pueden tener una albúmina acuosa.

La mortalidad es variable pero puede alcanzar el 100%

“Estas actividades son importantes para los avicultores, debido a que permiten detectar previamente la posible presencia de esta enfermedad en las aves de corral, la cual hace parte de las enfermedades del control oficial que realiza el ICA”, afirmó la funcionario del ICA, Natalia González.

El Instituto invitó a todos los productores reportar de manera inmediata por cualquier medio a la oficina local de ICA más cercana, en caso de reconocer algunas anormalidades en la salud de las aves, para así evitar su propagación.

En este departamento se quiere prevenir la propagaciòn de enfermedades de este tipo, ya que por las condiciones del campo, presenta gran facilidad para que esto suceda.

De la colaboraciòn de los productores dependerá que el control pueda hacerse a tiempo y el seguimiento se siga llevando para que las cifras no sigan aumentando.

Esta zona del país, por ser agrìcola y en gran parte avícola, siente la necesidad de que los entes encargados se apersonen del cuidado y de la prevención que enfermedades como estas requieren para que dado el caso, no se salgan de control y puedan convertirse en un problema de gran escala, que logre incluso acabar con el 100% de los animales.