Manolo Torres 

Periodista

La medida pronto finalizará y la empresa Wingo ya ha anunciado que dejaría de operar en la ruta Bogotá – Villavicencio

Entre las medidas adoptadas por el gobierno de Iván Duque se encuentra el descuento en las tarifas de los tiquetes aéreos, con la cual buscaban aliviar la carga económica que enfrentan los metenses por culpa del cierre vial. Fue gracias a este subsidio que la empresa Wingo llegó a la región para apoyar a los llaneros en medio de esta crisis de conectividad con el resto del país.

El equipo de Llano7días habló con Juan Sebastián Molano, gerente de comunicaciones de Wingo, para conocer la perspectiva que tiene la empresa, con respecto a la finalización de la medida, la cual vendría siendo el próximo 22 de septiembre. El funcionario explica que la ruta temporal Bogotá – Villavicencio nació gracias al subsidio entregado por el Gobierno Nacional.

Aun así, si este subsidio en la tasa de impuestos se termina, de inmediato la empresa Wingo dejaría de operar en el departamento del Meta. “Aunque nos encantaría continuar operando si teníamos claro, que para que eso pasara íbamos a necesitar de las extensiones. Sabemos que el corredor vial todavía es inestable, y esperaríamos que el gobierno tuviera esto en cuenta para ampliar esos alivios”, aseguró Molano.

Cuando Wingo llegó a cubrir la ruta Bogotá – Villavicencio desde el cinco de agosto, lo hizo con el propósito de ser aliados de la gente de la capital del Meta, la cual continúa viéndose afectada por el cierre indefinido de la vía. Es por ello que dependen del pronunciamiento del Gobierno Nacional con respecto al tema de la medida, ya que para la aerolínea representa un gran costo y un gran esfuerzo operacional trabajar en el departamento metense.

Durante el transcurso de este último mes, la aerolínea operó de manera constante y los resultados que ha arrojado son favorables para la misma. De igual forma, los ciudadanos se han visto beneficiados, ya que a la semana despegan tres vuelos y todos han estado muy solicitados. “Lo que demuestra que los llanos si necesitaban un producto que no solo fuera puntual, sino que también ofreciera precios justos que es lo que se necesita hoy en día”, precisó Juan Molano.

Cuando Wingo empezó con la ruta se encontraban vuelos desde 99 mil pesos. Como la demanda ha incrementado notablemente hay tiquetes de 140 y 150 mil pesos, los cuales siguen siendo tarifas muy competitivas. Molano invita a los metenses para que revisen la página, ya que todavía pueden encontrar sillas con el precio inicial.

“Nosotros agradecemos que el Gobierno haya trabajado como aliado, y esperamos que consideren esta extensión” manifestó Molano, quien además, agregó que con esta medida no sólo Wingo podría continuar operando en la región, sino que además, las otras aerolíneas podrán seguir trabajando con precios más bajos.